lunes 23.09.2019

Skoda Kamiq. Caminante… y urbanita

Skoda Kamiq. Caminante… y urbanita

JAVIER F. ZARDÓN


Y van… tres. Skoda desembarca en el creciente segmento de los SUV urbanos con ‘un’ Kamiq, que comparte la base mecánica de la berlina Scala y reúne las ventajas típicas del segmento ‘todocamino’: elevada posición de los asientos, generosa distancia libre al suelo y, en este caso, la agilidad propia de un coche compacto.


Con 4,24 metros de largo, el tercer SUV que lanza el fabricante checo se sitúa por debajo del Karoq y del Kodiaq, de forma que el nuevo Kamiq tendrá que ‘vérselas’ con modelos como su ‘primo-hermano’ Arona de Seat, el 2008 de Peugeot o el Captur de Renault en el segmento, el de los SUV compactos, que más está creciendo en el mercado español y que ya copa el 21% del total del mercado.


Cómodo en su interior, el Kamiq puede presumir de uno de los habitáculos más ‘desahogados’ de su categoría con, además, 400 litros de capacidad de maletero, ampliables hasta 1.395 si se abaten los respaldos de los asientos traseros. Remarcable ergonomía, con los mandos bien situados y, en general, unos buenos acabados.


Como siempre en la filosofía productiva de la marca, también aquí las soluciones ‘Simple clever’ las refleja Skoda en detalles como unas prácticas molduras en el borde de las puertas para evitar los siempre ‘molestos’ arañazos d inherentes a los estacionamientos en batería y —‘detallito’— un compartimento en la puerta del conductor para tener… un paraguas siempre a mano, además de otra serie de huecos (26 litros de capacidad entre todos) para alojar pequeños objetos.


Motores turboalimentados de inyección directa comportan el catálogo del Kamiq: los tricilíndricos de gasolina 1.0 TSI de 95 y 115 CV y el tetracilíndrico 1.5 TSI de 150 CV, además del turbodiésel 1.6 TDI de 115 CV, que pueden combinarse con cajas de cambio manuales de 5 o 6 velocidades y, salvo la versión menos potente, con la caja automática secuencial DSG de doble embrague y 7 marchas.


A finales de año llegará una versión GNC —gas natural— 1.0 G-Tec de 90 CV, con etiqueta «ECO» y también puede optarse con ‘delicadezas’ de segmento superior como la suspensión electrónica que, en modo ‘Sport’, rebaja una decena de milímetros la altura libre al suelo para optimizar el comportamiento dinámico en asfalto a velocidad ‘ligera’.


Por lo demás, el nuevo Kamiq puede montar un amplio abanico de llantas (16, 17 y 18 pulgadas), además de una completa oferta de infoentretenimiento y conectividad.

Skoda Kamiq. Caminante… y urbanita