jueves 26/11/20

Templo al sabor leonés

Cueva Marcos. Camino Socollada s/n, Valdevimbre
DZ27P12F3-19-33-52-0.jpg
DZ27P12F3-19-33-52-0.jpg

La ganadería propia es la marca de calidad de Cueva Marcos en Valdevimbre, que permanecerá abierta todos los días de estas fiestas de Navidad a excepción de Nochebuena. En este inconfundible establecimiento, durante estos días navideños, además de los platos habituales en el menú, Soraya Díez Fernández apunta que también habrá platos especiales fuera de carta como sopa de marisco o pescados frescos, junto con las parrillas de verduras ecológicas o cecina de buey, entre otras singularidades.

La carne es el buque insignia de Cueva Marcos, que en breve volverá a organizar unas jornadas gastronómicas donde el buey tomará el protagonismo. Bueyes de su propia ganadería, con su sabor privilegiado para los amantes del sabor intenso de la carne. Las parrillas y el horno de leña, que están al punto todos los días, dan ese sabor único al preciado manjar del buey, a la que en Cueva Marcos no se le añade ningún condimento más para poder disfrutar de su sabor único y diferenciador.

El espacio en el que está ubicada la cueva también es especial. Arañando huecos a la tierra para que surjan comedores individuales, reservados de diferentes tamaños para que los clientes cuenten con intimidad y tranquilidad, ya que disponen de diferentes capacidades para adaptarse a los grupos de comensales y también para parejas. Cueva Marcos dispone de un aforo para 267 personas. Todo ello en un espacio marcado por el origen y la tradición vinícola del entorno, Valdevimbre.

Más allá de la carne están sus postres caseros, el bacalao y los guisos al más puro estilo leonés. Una amplia variedad de productos, cuidados y pensados para disfrutar de los sabores más gustosos de la provincia.

Templo al sabor leonés
Comentarios