lunes 3/8/20

Tras un parto complicado

Después de un nacimiento difícil la madre puede tener problemas —dolores, incontinencias— en la base del abdomen, el llamado suelo pélvico. Esto, que normalmente no reviste de especial gravedad, puede corregirse con una gimnasia como la de los llamados ejercicios de Kegel, que consisten en realizar contracciones y relajaciones alternativas de los músculos de la zona abdominal mientras se inspira y espira. En todo caso, este tipo de técnicas para refortalecer esta zona del cuerpo debe hacerse con la guía de un entrenador, como un fisioterapeuta, para controlar los avances que se produzcan. La disfunción del suelo pélvico puede provocar que con solo una tos o un estornudo se tengan pequeñas pérdida de orina, o incluso con le tiempo provocar ardor vaginal, por lo que después del parto la madre debe actuar y acudir a especialistas.

Tras un parto complicado
Comentarios