lunes 23/5/22
DF3P6F6-12-17-08-5.jpg

irene dalmases

Rememora la escritora Imma Monsó que fue durante la fiesta del cincuenta aniversario de Anagrama, en octubre de 2019, cuando la editora de Univers, Ester Pujol, le habló de su idea de crear en unos meses una colección con novelas cortas ilustradas sobre la Navidad.

Inmersa como está desde hace tres años en la creación de su próxima novela, primero declinó participar en el proyecto, pero luego pensó que le iría bien inmiscuirse en otras temáticas para coger aire y, sentada ante el ordenador, pergeñó Germanes, que Catedral también acaba de publicar en castellano como Hermanas. En el relato, con ilustraciones de Ignasi Font, narra lo que le ocurre a Rita cada año en el mes de noviembre, con largas noches de insomnio, pensando en la organización de la cena de Navidad en una casa solitaria de un valle nevado del Pirineo, al que invariablemente acuden su hermana, su cuñado y sus dos sobrinos, así como Palmira, una anciana que durante años trabajó para la familia. Rita, Navidad tras Navidad, se marca el objetivo de anunciar que será la última en la que se encargará de la preparación del evento, lo que, sin embargo, nunca acaba haciendo. «Para mí —señala la autora leridana— y creo que, igual que para la mayoría de las personas, la Navidad es fuente de conflictos y contradicciones. Parece que es un tiempo en el que se acumula todo y hay como un fondo de ansiedad». Subraya, además, que «explorar las relaciones contradictorias entre las personas» siempre le ha gustado y «la Navidad es ideal para ello».

Y es que hay un momento de la novela en el que este hombre, que cada año en la mesa navideña avanza sus propósitos, desliza que lo que hará en el futuro es renunciar a todo, empezando por los cargos que ostenta en una empresa de éxito, para dedicarse a una vida frugal, «contemplando la belleza». Además, lo llevará a cabo porque sospecha que «vienen tiempos muy duros».

Las últimas Navidades
Comentarios