sábado 14.12.2019
Web semántica

Una red para la salud

RUTINAS SALUDABLES. El grupo de investigación Salbis prueba ya entre adolescentes la aplicación para impulsar con las nuevas tecnologías y el efecto de la red social una propuesta para prevenir la obesidad entre los jóvenes
El grupo de investigación Salbis es multidisciplinar y se centra en la salud, el bienestar, la ingeniería y la sostenibilidad sociosanitaria. DL
El grupo de investigación Salbis es multidisciplinar y se centra en la salud, el bienestar, la ingeniería y la sostenibilidad sociosanitaria. DL

Diseñar una aplicación multiplataforma de soporte al adolescente; crear microcomunidades para tejer un apoyo sostenible, responsable y solidario en la prevención de la obesidad; desarrollar una intervención basada en el método de coaching positivo para convertir la pauta saludable en una rutina; detectar signos de alarma para indicar la consulta del adolescente con un profesional sanitario y proporcionar datos que permitan una continua investigación y explotación de la aplicación web es el objetivo de Sano y Feliz, el proyecto diseñado por el grupo de investigación Salbis de la Universidad de León, que se ha probado como piloto en el colegio San Ignacio de Ponferrada. Y ahora de prueba en los colegios Leonés y Maristas de León y en el Inmaculada de Ponferrada. Pretende detener el aumento del sobrepeso y la obesidad en la población adolescente de primero y segundo de la ESO en Castilla y León, y como innovación utiliza conjuntamente técnicas punteras de web semántica, análisis de redes sociales y coaching positivo.

 

Se trata de una aplicación web y una red social para adolescentes creada para fomentar hábitos saludables a través de una plataforma de coaching automatizado. Un proyecto financiado por la Junta de Castilla y León y basado en la inteligencia artificial y el coaching positivo, en la web semántica y la teoría de redes. Que toma como punto de partida no sólo la necesidad de ser «activo, sano y feliz», sino la realidad de que los jóvenes atienden a las redes sociales, y esa es la forma de obtener mejores resultados; y de que unificar tecnología y salud a través de aplicaciones capaces de conectarles con su entorno en la mejor vía para lograr los resultados que se persiguen.

 

Es la filosofía de Sano y Feliz, un sitio web donde a los consejos para mantener una vida saludable se unen a la posibilidad de consultar con profesionales para que la salud sea también psicológica. La propuesta del Grupo Salbis (Salud, Bienestar y Sostenibilidad Sociosanitaria) de la Universidad de León, que está formado por fisiólogos, biólogos, enfermeras, fisioterapéuticas, economistas, periodistas e ingenieros informáticos. Se trata de un grupo interuniversitario e internacional; cuya investigadora principal es Pilar Marqués. Del proyecto denominado oficialmente Adquisición de Rutinas Saludables en la población adolescente con tendencia a la obesidad, a través de una plataforma de coaching automatizado basada en redes sociales y web semántica, forman parte Natalia Arias, Enrique Bayón, Carmen Benavides, José Alberto Benítez, Elena Fernández, Cristina Liébana, Rosa García y Arrate Pinto.

Info

Un grupo por el bienestar 
Salbis es el grupo de investigación de salud, bienestar, ingeninería y sostenibilidad sociosanitaria de la Universidad de León, formado por un equipo multidisciplinar de especialistas que además trabajan en colaboración con otros centros y universidades dentro y fuera del país. 

Principales lineas de investigación 
Las principales líneas de investigación sobre las que desarrollan su actividad se centran en el análisis de redes sociales y estrategias sanitarias; inteligencia emocional y positiva; tecnología e innovación aplicada al bienestar y a la salud; movilidad y equilibrio; salud y calidad de vida e ingeniería del conocimiento y otras técnicas de inteligencia artificial aplicadas al ámbito de la salud. Y prestan servicios en áreas como planificación estratégica sanitaria, redes y salud, inteligencia emocional y salud, estimulación temprana, estudios de movilidad y movimiento, alzheimer o innovación tecnológica y salud, entre otros. 

 

La idea de desarrollar este proyecto nace de una evidencia sobre la que ha advertido reiteradamente la Organización Mundial de la Salud (OMS): la obesidad está ya catalogada como una epidemia, y España registra cifras récord en la población adolescente, superiores al resto de la UE. El proyecto de Salbis es «una herramienta de aplicación web para intervenir en la prevención contra la obesidad juvenil, que podrá ser visualizada desde cualquier dispositivo gracias a su diseño responsive, y que incluye el entorno social de los jóvenes».

 

Para llevarlo a cabo se ha desarrollado una aplicación multiplataforma de soporte adolescente, que pretende crear microcomunidades para «tejer un apoyo sostenible, responsable y solidario, en la prevención de la obesidad». Aporta además «la intervención basada en el coaching positivo para detectar signos de alarma que permitan derivar a los adolescentes hacia los sanitarios». La aplicación se desarrolla a través de la inteligencia artificial basada en la web semántica y la teoría de redes; y el objetivo del equipo de Salbis, que probó el proyecto de forma piloto en el Colegio San Ignacio de Ponferrada, es que se replique en otras provincias y se impulse tanto a través de la compra pública innovadora como de explotación empresarial; así como en otros países hispanohablantes y europeos.

 

Dentro del problema generalizado de la obesidad y la falta de actividad física los investigadores de Salbis centran su atención en el grupo de los adolescentes, a los que consideran «los grandes olvidados», porque después del seguimiento que se hace de los niños en la fase pediátrica a partir de la adolescencia se baja la guardia. «Y es en esa edad precisamente cuando se generan y asientan los estilos de vida, por eso es responsabilidad de las instituciones educativas y sanitarias garantizar sus estos sean lo más saludables posible». Concluyen que «invertir en adolescentes saludables es invertir en una sociedad adulta saludable».

 

La investigación llevada a cabo por el equipo multidisciplinar de Salbis indica que los problemas de alimentación son relativamente frecuentes en la adolescencia, aunque «la mayoría no constituyen trastornos médicos o psicológicos y pueden ser atendidos con recomendaciones educacionales». Aunque advierten de que no hay que poner el foco sólo en la obesidad, ha que en esa edad «se incrementa de forma dramática la incidencia y prevalencia de los trastornos de conducta alimentaria», que se dan en uno de cada 250 adolescentes.

 

Por otro lado, el entorno social se plantea como imprescindible para una mejor adhesión a los hábitos de vida saludable, sobre todo entre los adolescentes. «En esa franja de edad, de forma natural, las relaciones sociales cobran especial interés. El impacto social que tienen amigos y compañeros en los hábitos de salud es ampliamente conocido», de hecho es determinante también en hábitos como el consumo de alcohol y otro tipo de drogas.

 

La aplicación desarrollada por Salbis se desarrolla a través de la inteligencia artificial basada en la web semántica, que permite obtener consejos automatizados a partir de una base de conocimiento mediante el cual se pueden aplicar razonamientos gracias al conocimiento del contexto, haciendo uso de la lógica computacional. «Hasta el momento no se ha desarrollado una app que posea todas las funcionalidades que se abarcan en este proyecto. A pesar de que sí existen apps que realizan recomendaciones nutricionales a deportistas o personas con diabetes, por ejemplo, no existe una línea objetiva hacia la mejora de la salud y la prevención de la obesidad en el público juvenil. Y tampoco cuentan con el factor de conexión entre los usuarios a través de la creación de comunidades».

 

Por lo que se refiere a la aplicación de la teoría de redes, analiza al individuo junto con sus relaciones, porque los procesos sociales son fundamentales para el éxito de estos proyectos. «La plataforma puede convertirse en un instrumento de contagio positivo en el hábito de la alimentación y de la actividad física. En el caso concreto de la obesidad está estudiado que puede transmitirse y contagiarse a través de los contactos sociales: la posibilidad de ser un adulto obeso se incrementa si lo son sus amigos, familiares,...».

 

Por último, la aplicación desarrollada por el grupo Salbis se toma como un reto el trabajar con los hábitos y estilos de vida de los jóvenes, y opta por el coaching como método de trabajo no clínico. «Los adolescentes toman conciencia de sus propios recursos dentro de un proceso creativo y estimulante hacia el crecimiento, la adaptación y la modificación de comportamientos». Y se establece también el uso de habilidades para autogestionar la salud, como un entrenamiento.

 

En resumen, «el interés del proyectos se basa en la innovación tecnológica de forma amigable e intuitiva para los adolescentes; su carácter dinámico, ya que incorpora en el diseño la retroalimentación como mejora continua no sólo por parte de la comunidad científica sino también por el propio usuario y su entorno; una orientación de apoyo en red solidaria y responsable con alertas para generar una rutina, ante el abandono y sobre los resultados; la posibilidad de seguir investigando sobre este problema sanitario y el elevado potencial de crecimiento del producto.

El proyecto se ha desarrollado ya de forma piloto en varias aulas de la provincia

El proyecto se ha desarrollado ya de forma piloto en varias aulas de la provincia. DL

Una red para la salud
Comentarios