martes 17/5/22
                      FERNANDO OTERO
FERNANDO OTERO

Testigo impasible del paso de los siglos, el Gallo de San Isidoro es oteador privilegiado de todo lo que ocurre en el centro de la capital. Estos días, sin ir más lejos, ha vuelto a revivir escenas como el Desenclavo, la puja de las autoridades en el Santo Entierro o el Vía Lucis del Sacramentado.

LA VELETA QUE TODO LO VE DESDE SU ATALAYA CENTENARIA
Comentarios