miércoles 2/12/20

«La vitamina D también tiene efectos sobre el sistema inmune»

Grupo de investigación de la eficacia y niveles de vitamina D. DL
Grupo de investigación de la eficacia y niveles de vitamina D. DL

El Hospital Universitario El Bierzo, participa en un ensayo clínico junto con otros centros de Asturias, Galicia y países como Chile, Argentina y Bolivia, entre otros, destinado a valorar la utilidad de la vitamina D sobre la morbilidad y mortalidad de la infección por virus SARS- COV-2 (covid-19). El estudio está liderado por el doctor Jorge Cannata de la Unidad de Gestión de Metabolismo Óseo del Hospital Universitario Central de Asturias (Huca) y coordinado en León por el nefrólogo Ricardo Mouzo. La vitamina D no sólo tiene los efectos clásicos conocidos sobre el hueso y la regulación de los niveles de calcio, sino también otros, llamados «no clásicos» o pleiotróficos, cada vez más numerosos e importantes, que incluyen acciones múltiples y tan diversas como por ejemplo sobre la modulación del sistema inmune; la reducción de mediadores de inflamación y estrés oxidativo; y también sobre el sistema cardiovascular entre muchos otros. De tal forma, que en diferentes estudios se ha demostrado que los niveles bajos de vitamina D determinan una peor evolución en patologías como tuberculosis, VIH, psoriasis, cáncer, neumonías, gripe, obesidad, diabetes e hipertensión arterial, entre otras, por lo que en algunas de ellas se utiliza como tratamiento complementario. En relación con el objetivo de este estudio, es importante también destacar que publicaciones recientes han demostrado que una proteína llamada SKP2 facilita la entrada al organismo del coronavirus, proteína a la que la vitamina D inhibe. Estudios financiados por la UE han demostrado una insuficiencia de vitamina D (calcidiol <18ng/mL) del 72% en la población de 55-65 años y del 80% en mayores de 65 años, «ante una población tan envejecida como la nuestra, es inevitable hacer una reflexión sobre la importancia de disponer de unos niveles normales vitamina D en estos pacientes», explica el investigador principal, Ricardo Mouzo, que destaca que «vivimos en otra pandemia» por déficit de esta vitamina. En pacientes con enfermedades graves, en pacientes frágiles, vulnerables y en ancianos podría estar indicado la administración de vitamina D, dado que existen numerosos estudios que han mostrado la asociación entre niveles insuficientes de vitamina D y mortalidad».

«La vitamina D no se puede tomar sin control médico, puede causar graves problemas»

«Es muy importante advertir a la población general que, a pesar de todas estas posibles ventajas que se han comentado sobre la vitamina D, no se puede automedicar pues su consumo, sin control médico, puede provocar intoxicaciones con resultados tan graves como la calcificación vascular y la muerte».

La mayor parte de los niveles de vitamina D se obtienen de su síntesis en la piel a través de la captación de los rayos ultravioletas B de la luz solar pero gran parte de la población tiene niveles bajos debido a la baja exposición en relación con la vestimenta y hábitos a pesar de vivir en un país como un destino de sol y playas. «Curiosamente, los países mediterráneos tienen unos niveles más bajos de Vitamina D que los nórdicos, porque estos suplementan los alimentos que consumen desde hace años, algo que nuestra política sanitaria no incluye a pesar de las recomendaciones de numerosos expertos durante décadas.

«La vitamina D también tiene efectos sobre el sistema inmune»
Comentarios