martes 11/8/20

Vuelven las lágrimas de San Lorenzo

La Fundación Cerezales Antonino y Cinia propone un peculiar encuentro nocturno para observar las estrellas en el día de máximo apogeo de las Perseidas

La Fundación Cerezales Antonino y

Cinia organiza una reunión nocturna para el jueves 13 de agosto, a las diez de lanoche, para todos los amantes de la astronomía y curiosos. En la velada, se podrá observar el cielo de verano, sus estrellas, constelaciones, satélites artificiales o los planetas. El aforo estará limitado y será necesario presentar una invitación, disponible en fcayc.org a partir del lunes, 3 de agosto, a las diez de la mañana . José Vicente Casado y Ana María Ordóñez serán los encargados de dirigir la actividad para todos los públicos y explicar los últimos descubrimientos astronómicos del año. En el encuentro se podrán observar las estrellas, planetas, satélites artificiales, la Luna y también estrellas fugaces.

En esta fecha tan señalada se podrán observar las Perseidas o lágrimas de San Lorenzo, uno de los espectáculos celestes más populares del verano.

Esta lluvia de estrellas se produce por la entrada a la Tierra de la nube de polvo y esquirlas que deja el cometa 109P/Swift-Tuttle, mientras gira alrededor del Sol. Estas son pedazos de polvo meteorítico que atraviesan la atmósfera a más de 210.000 kilómetros por hora.

La referencia a las populares lágrimas de San Lorenzo viene porque su cenit casi coincide con el santoral de San Lorenzo, el día 10 de agosto, fecha en la que fue martirizado y, según cuenta el acervo popular, sus lágrimas se ven en el cielo conmemorando su día y su martirio. No obstante, el apogeo de las Perseidas se produicirá durante la noche del 12 al 13 de agosto. A partir de aquí, la intensidad se reducirá, aunque podrán verse estrellas fugaces durante casi todo el verano. Para poder visualizarlas bien, se deberá acudir a lugares altos para evitar la contaminación lumínica y situarse mirando de espaldas a la Luna, aproximadamente, que es en la dirección en la que encontraremos la constelación de Perseo. Para ello no es necesario usar ningún tipo de artilugio como prismáticos o telescopio.

Vuelven las lágrimas de San Lorenzo