viernes 05.06.2020
Iniciativas contra la crisis

Abre una ‘tienda virtual’ de bares

Un emprendedor leonés crea una plataforma que permite un nuevo canal de ventas a los establecimientos de restauración Una iniciativa de bares y restaurantes frente al virus
La plataforma Restacart abre nuevas vías de comercio para bares y restaurantes. DL
La plataforma Restacart abre nuevas vías de comercio para bares y restaurantes. DL

Que nada pare las iniciativas. Ni el coronavirus. Con casi todo aún cerrado, ha abierto una ‘tienda virtual’ de bares y restaurantes. Una plataforma, Restacart, que permite un nuevo canal de ventas, incluso para aquellos establecimientos que no tienen página web y a quien la crisis sanitaria ha alcanzado de lleno.

Una oportunidad para aliviar las restricciones impuestas, terrazas a la mitad, o al doble de espacio, y nadie de momento dentro. Con ese panorama, vender fuera del bar y del restaurante es un salvavidas.

La plataforma web creada por Visuair permite aunar en un mismo espacio la oferta gastronómicas de los locales, una especie de carta de especialidades online, recoger los pedidos directamente en el establecimiento, incluso a través del teléfono móvil, avisar de forma automática de que todo está preparado y puede pasar a recogerlo o se lo llevan a casa, cobrar con tarjeta de crédito, ordenar los pedidos para cocina, imprimir a la vez los tíquets para el cliente y de la comanda, denegar pedidos si están fuera del área y, en el caso de tener dos establecimientos adjudicar a cada uno de ellos las órdenes en función del domicilio desde el que se piden organizando así el trabajo sin más intervención que la de la plataforma.

«Sin comisiones. Lo que vendes lo ganas», dice David Iriondo, creador de la plataforma web y desarrollador de la app asociada.

Especialidades, raciones, bocadillos, hamburguesas, platos del día, cocina elaborada... todo cabe en esta tienda virtual creada para hacer frente al impacto del Covid-19 en la economía y en la sociedad de León. Una ‘tienda’ que está siempre abierta.

«No hay límites. Sólo los que ponga el establecimiento», añade Iriondo.

«No se necesita ni tener terraza ni instalar mamparas. Todo seguro. Una forma de combatir el virus en estas primeras fases de descalamiento», dice David Iriondo. Hasta que la nueva normalidad dé paso a la otra.

Abre una ‘tienda virtual’ de bares