martes 20/10/20

Las academias plantean un cheque formativo para rescatar la actividad en verano

El sector reivindica un apoyo a los alumnos que sostenga un tejido clave en la educación

La academias formativas, las de refuerzo y apoyo educativo, que dejaron el calendario en la hoja de marzo, se proponen llegar a septiembre. Para mantener la actividad, defienden que las administraciones implanten y apoyen la extensión de un cheque formativo. Una herramienta de respaldo al sector, basado en una ayuda económica para que los alumnos puedan acudir en verano a estos centros de enseñanza. Para recibir formación en materias académicas de inglés, de matemáticas y lengua. «Ya se ha propuesto en otros territorios, y en León ya hemos iniciado contactos con las administraciones, con el fin de poder recibir ese respaldo tras estos meses de inactividad», explica Beatriz Martínez Prieto, gerente de la academia Copérnico, representada en la agrupación Aclacen, que defiende los intereses de este sector educativo. Las academias son el último eslabón que soporta ¡la paralización educativa derivada de la pandemia. «Somos pymes, superadas por un imprevisto e igual de necesitadas que otros sectores económicos de un respaldo para tratar de sostener la actividad», reivindica la asociación, que ve en el cheque formativo una herramienta eficaz, útil también para las familias, para los alumnos, para afinar y mejorar conocimientos en materias educativas tras un curso que acabó de sopetón y uno nuevo que está aún por definir. Reforzar conocimientos en los meses de julio y agosto, lo que permitiría devolver actividad a los docentes a los que ahora no se les puede garantizar el retorno al empleo. «Esa ayuda a través del cheque formativo es esencial, transversal», remarca Beatriz Martínez.

En la reivindicación, las academias cuentas con el respaldo de las asociaciones de padres y madres de alumnos, que se han comprometido a trasladas esa demanda a las consejerías competentes de la administración autonómica, para que tengan el cuenta la proyección de la propuesta. «También, desde el punto de vista de la conciliación, con la garantía indudable que aportamos los centros de apoyo y refuerzo, demostrada a lo largo de los años, como parte activa de una educación de calidad». El cheque formativo es hoy el primer exponente reivindicativo del sector de las academias a nivel nacional; el primer punto de certeza para el sistema educativo que aún no ha recibido indicaciones concretas del Gobierno sobre cómo abordar el retorno a las aulas el próximo curso. Las academias tratarán de salvar la educación en verano.

Las academias plantean un cheque formativo para rescatar la actividad en verano