martes 11/5/21

Una acción concreta en un barrio deprimido

Dibujos del proyecto en los que se muestra el resultado final de la rehabilitación de las zonas de las favelas.

Entre las intenciones fundamentales de este proyecto es contribuir a crear calidad de vida, un barrio sostenible, eliminar problemas de salud y potenciar la seguridad.

Todas estas características se reflejan en decisiones arquitectónicas que, tal y como explica el leonés Raúl Alonso «se refieren decisiones como la situación de las nuevas plazas y zonas verdes, corazones y pulmones de la operación urbana, compañeros inseparables de los cursos de agua, recuperados y depurados con la ayuda de sistemas naturales de fitoremediación y fitodepuración, 10 veces más baratos, bellos y menos contaminantes que las actuales depuradoras…», afirma. Otra de las acciones concretas tienen como sentido incorporar una estructura urbana a un lugar que no lo tenía, y que crece a impulsos de masificación y caos.

En este punto, Interurbano atiende a aspectos como los nuevos recorridos de suave pendiente, abiertos con cirugía de mínimo impacto, en una zona de grandes desniveles de hasta el 35%, «devolviendo la ciudad a peatones y ciclistas, verdadero germen de una vida urbana saludable y placentera», relata, algo que define a la perfección gran parte de la arquitectura comprometida en la que trabaja Raúl Alonso y su estudio en Madrid Interurbano.

Una acción concreta en un barrio deprimido
Comentarios