jueves. 09.02.2023
EL AÑO COMIENZA CON PRECIPITACIONES. CARA Y CRUZ PARA EL CAMPO

El agua caída retrasa más de un mes la recogida del cultivo de la remolacha

El Luna se ha recuperado en la última semana y está mejor que el año pasado por estas fechas.

La nieve y las precipitaciones caídas en la provincia en este mes han dejado su huella en el campo, preparando el terreno con humedad para las siembras de la próxima primavera, pero entorpeciendo a la vez las labores de recogida propias de esta época.

Según señalaron ayer, el secretario de Asaja en León, Jose Antonio Turrado, y su homólogo de Ugal, Matías Llorente, las lluvias han provocado una «paralización» en la cosecha del maíz y «un retraso» en el arranque de la campaña de la remolacha, que podría aplazarse hasta el mes de marzo. «En el caso de la remolacha quedan en la provincia 50.000 toneladas sin arrancar, de las cuales, 25.000 podrán recogerse en unos cinco días, mientras que para el resto habrá que esperar al estar el terreno anegado», explicó el secretario de Ugal, Matías LLorente, quien añadió que las toneladas que se recojan próximamente se llevarán a la azucarera zamorana de Toro. «La fábrica de La Bañeza cierra hoy, y en la provincia de Zamora se encuentran 200.000 toneladas afectadas por el mismo problema de la lluvia. La industria es la que pagaría el traslado de la remolacha leonesa hasta la azucarera de Toro, que ha ampliado el plazo de entrega hasta los días 18 o 20 de marzo», concretó el secretario de Ugal.

Recogida con cadenas

En cuanto al maíz, Turrado señaló que es un cultivo que no necesitaba de la lluvia, ya que se encontraba en perfecto estado antes de las precipitaciones registradas en este mes, y que

El agua caída retrasa más de un mes la recogida del cultivo de la remolacha
Comentarios