jueves 13/8/20
La caída de la economía española

El Banco de España alerta ya de una crisis larga y exige «acción» política

Hernández de Cos empeora las previsiones y reclama medidas fiscales para recaudar más
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, compareció ayer en el Congreso de los Diputados. J.J. GUILLEN
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, compareció ayer en el Congreso de los Diputados. J.J. GUILLEN

La recuperación en forma de ‘V’ que se esperaba hace solo unas semanas ya ha quedado atrás. El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, alertó ayer de que la crisis derivada de la pandemia puede llegar a convertirse en estructural y tener unos efectos que duren más de lo inicialmente esperado.

Así, el organismo aboga por una acción «decidida y contundente» para frenar esta crisis cuanto antes y Hernández de Cos reclamó una política fiscal en la primera fase de la recuperación que esté «en primera línea de defensa».

En su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos del Congreso, el gobernador anunció que la caída del PIB anunciada en abril en torno al 6% ya había quedado obsoleta. Ahora se inclinan más por pensar que la economía retrocederá entre un 9,5% y un 12,4% del PIB este año. Más allá, aseguró que «no se pueden descartar escenarios más desfavorables» que los vaticinados inicialmente.

Por ello, aboga por una política fiscal que evite la suspensión de la actividad. Hay que paliar la pérdida de renta de los hogares, por lo que apuntó a que es razonable repartir los costes de esta crisis en el conjunto de la sociedad con «acciones focalizadas»

Receta
El gobernador pide una política «contundente» con subidas de determinados impuestos

En su opinión, hay que buscar un programa de consolidación presupuestaria a medio plazo a través de la revisión del gasto y de la capacidad de recaudar impuestos para sanear las finanzas públicas. Así, Hernández de Cos advirtió de que cuando se controle la pandemia habrá que revisar los impuestos en los que hay margen —como el IVA o las tasas medioambientales—, así como mejorar la eficiencia del gasto público para reducir el déficit y el nivel de deuda sobre el PIB, que se dispararán este año.

«La mejora de la capacidad recaudatoria debe ser una prioridad, para lo cual la comparación con el resto de países europeos puede servir de guía. Si se utiliza como referencia el cociente entre la recaudación total y el PIB, este se situó el año pasado en aproximadamente el 35%, unos seis puntos por debajo del nivel alcanzado en el conjunto del área del euro», explicó el gobernador.

A su juicio, España destaca por el «reducido nivel de imposición sobre el consumo —el IVA— y por una baja capacidad recaudatoria de los impuestos medioambientales», concretó. Además, se mostró partidario de implementar una ‘tasa Google’ a nivel europeo que aumente la recaudación de todos los países. Por otro lado, también apuntó a la revisión de los numerosos beneficios fiscales existentes que está realizando la Autoridad Fiscal (AIReF) y que «debería servir para racionalizar su uso».

El Banco de España alerta ya de una crisis larga y exige «acción» política