miércoles 16/6/21
Los que dan la cara contra el virus

«Cambiamos las flores a la Virgen por ayuda a los demás»

voluntarios
Voluntarios de Jesús Divino Obrero.

F élix, Susana, Marta, Javi, José Manuel, Merce, José Luis, Tomás, Mari Mar. Son nueve, pero podrían ser muchos más. Una red solidaria que se teje en el barrio de Jesús Divino Obrero. Todo el mundo hace todo lo que puede por los demás. Por eso están ellos nueve, porque los demás están detrás.

Son voluntarios, pero entregan mucho más que la voluntad. Quizá porque crecer y vivir en ese barrio de León, que lleva en su nombre el divino título de obrero, les enseña a trabajar para sus vecinos. Para que no les falte lo imprescindible, dignidad para vivir.

Unos dan y otros entregan. Una larga cadena con decenas de nombres y mucha voluntad. Varias generaciones juntas, desde quien tiene 83 años a quien acaba de cumplir 12. Pero esos, ahora se han quedado en casa. Por el coronavirus. Si no, estarían clasificando, empaquetando y repartiendo. Pero la solidaridad es también eso, saber cómo se tiene que ayudar. Ahora, en la Asociación de Cáritas Parroquial de Jesús Divino Obrero sólo salen a la calle quienes menos peligro corren para llevar comida, ayuda y colaboración a 26 familias que no llegan ni a mitad de mes. En el último, seis más. Y muchos más que en la última crisis.

«En 2008 decidimos que era mejor menos flores a la Virgen y más ayuda a los demás», dice Félix Valbuena, director de Cáritas Parroquial de Jesús Divino Obrero. «Esto no ha empezado aún, nos estamos preparando para un golpe fuerte».

«Cambiamos las flores a la Virgen por ayuda a los demás»
Comentarios