viernes 05.06.2020

Caos por las nuevas medidas de alivio a municipios a dos días del cambio de fase

La flexibilización deja fuera a los cinturones metropolitanos y dentro a Valencia y Villablino
La zona de La Isla de Valencia de Don Juan se anima con los paseos y el ejercicio. MEDINA
La zona de La Isla de Valencia de Don Juan se anima con los paseos y el ejercicio. MEDINA

Nunca fue tan enrevesado entender un BOE. Las medidas de alivio que ayer oficializó el Gobierno causaron un desconcierto generalizado a una decena de municipios leoneses con una población inferior a 10.000 habitantes o integradas por localidades por debajo de ese censo, que dudaron durante buena parte del día si cumplían los requisitos para decir adiós a las franjas horarias de paseo, a las restricciones de un adulto y dos menores por la calle y a la prohibición de abrir los negocios de hostelería y los mercadillos.

La culpa, el criterio de densidad poblacional de 100 habitantes por kilómetro cuadrado (que varios superan) y el anexo sobre la colindancia a municipios de mayor tamaño, que acabó dejando fuera prácticamente a todo el cinturón metropolitano de León y Ponferrada. Los municipios con menos de 5.000 habitantes que copan prácticamente casi todo el territorio rural leonés ya se habían librado de las restricciones horarias, pero ganan ahora movilidad y la opción de poner en funcionamiento sus bares con un aforo del 40%. A ellos se suman, al ampliar la franja de 5.000 a 10.000 habitantes, Villablino y Valencia de Don Juan.

No acceden San Andrés del Rabanedo (excepto Ferral), Villaquilambre, Valverde de la Virgen, Sariegos, Astorga, La Bañeza, Santa María del Páramo, Hospital de Órbigo, Camponaraya, Cacabelos, Carracedelo y Bembibre.

En el conjunto de la Comunidad, la densidad es de 25 habitantes por kilómetro cuadrado, lo que favorece de forma global las medidas de flexibilización del BOE, muchas previstas para la Fase 2 que se adelantan de este modo, como acudir a velatorios y entierros, realizar deporte hasta una distancia de 5 kilómetros y poner en funcionamiento los locales hosteleros.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, cree que existe «la tranquilidad» epidemiológica y de vigilancia y capacidad sanitaria para asumir este paso, y que la Comunidad «cumple de sobra» con las exigencias para avanzar. Insistió en que el modelo basado en las 247 zonas básicas de salud permite actuar como un puzzle. Si una pieza se estropea (en referencia a un nuevo caso) se puede actuar «sin tener que desmontar el dibujo entero». Casado invitó a «disfrutar de las medidas de alivio con mucha prudencia».

Caos por las nuevas medidas de alivio a municipios a dos días del cambio de fase