viernes 14/8/20

Casado pide colaborar a alcaldes y diputaciones para evitar contagios

La consejera de Sanidad Verónica Casado, reconoce que no está «cómoda del todo» como sanitaria ante la decisión de pasar a fase 1 toda la Comunidad el próximo 25 de mayo, ya que «quedan demasiados días» y pueden pasar cosas en cuanto a la evolución epidemiológica que lleven a replantear la postura. El ministerio recibió ayer la propuesta de desescalada y el jueves se sabrá en la cumbre bilateral si se limitan medidas, como la reunión de 10 personas, en alguna zona de salud.

Casado insiste en que la decisión está basada en criterios técnicos y de los expertos, no políticos. No obstante, pide colaboración a los alcaldes y ha llamado a las diputaciones para apelar a su responsabilidad en el control de los nuevos contagios instando a mantener la distancia social de sus vecinos.

Cree que la desescalada por zonas básicas ha permitido ir paso a paso y conocer qué pasa en cada una de ellas, y los criterios de casos acumulados cada siete o 14 días respaldan ahora el salto de toda la Comunidad. Respecto a las concentraciones que se desarrollaron en varias ciudades considera que si no se garantiza la distancia de seguridad «se pueden producir contagios y eso sería gravísimo porque podemos contagiarnos y contagiar a otros. Además, valora que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen que intervenir siempre que se produzcan aglomeraciones que no respetan la distancia social, sea por un botellón o por una cacerolada.

Los hospitales seguirán cerrados a las visitas de familiares y con circuitos de Covid y no Covid. En las consultas presenciales se recomienda ir solos o acompañados si se necesita por una persona conviviente menor de 70 años. En los consultorios, la atención telefónica seguirá siendo clave.

Casado pide colaborar a alcaldes y diputaciones para evitar contagios