martes. 07.02.2023
Los pagos en la provincia suman ocho millones de euros, a una media por jubilado de apenas 58 euros (diez mil pesetas)

Casi 139.000 pensionistas cobrarán los atrasos a cuenta de la inflación mañana

La población dependiente de las pensiones se ha duplicado en los últimos 25 años
Un total de 138.615 pensionistas de la provincia de León cobrarán una paga extraordinaria a partir del próximo día 20 con la que el INSS pretende compensarles por la pérdida de poder adsiquitivo que ha supuesto el exceso de inflación sobre las previsiones del Gobierno para el último año: 2,8% en vez de un 2% de IPC, algo que se traduce en un modesto cheque de 58 euros por término medio (menos de 10.000 de las desaparecidas pesetas). Casi un tercio de la población leonesa depende ya de las pensiones de la Seguridad Social frente a una sexta parte hace 25 años, cuando se creo el INSS, y la flaca revalorización de sus rentas da una idea de los niveles de ingresos en que se mueve la economía de los habitantes de la provincia. El diferencial de 0,8% de incremento objeto de la paga extraordinaria se consolidará en las pensiones como base de partida para, a su vez, calcular futuras subidas en otros años. Por regímenes de la Seguridad Social los grupos más beneficiados serán los pensionistas de enfermedades profesionales, a una media de 106 euros, seguidos de los de la minería del carbón, con 99,5, y a gran distancia los afiliados al régimen general, con algo menos de 64 euros cada uno. Por debajo quedan los autónomos (43 euros) y los agricultores por cuenta propia (39 euros). El aguinaldo La escasa cuantía de la paga extraordinaria que recibirá cada uno de los pensionistas tanto en la provincia de León como en el resto de España contrasta con la publicidad que se le ha dado desde la Administración, que destaca, sumando todos los pagos, la cifra de ocho millones de euros para el conjunto de la provincia, algo más de 1.300 millones de las desaparecidas pesetas. Serán muy pocos, sin embargo, los pensionistas que recuperen de la inflación más de 150 o 160 euros y la mayoría deberá conformarse con poco más de 60, según las estadísticas del propio INSS. En el ranking de la paga única por el exceso de inflación, con un IPC desbordado que previamente les había restado poder adquisitivo, destacan por lo bajo los perceptores de pensiones de viudedad y orfaldad con menos de treinta euros de compensación para el conjunto del año. Más ded un tercio de la población leonesa depende ya de las pensiones del INSS, casi el doble que hace veinticinco años, cuando se creó el Instituto, lo que convierte a los pagos de la Seguridad Social en la principal fuente de ingresos de la provincia. De hecho, el número de pensionistas en León iguala ya casi al de trabajadores en activo y el déficit anual del sistema de pensiones se aproxima a los 350 millones de euros (más de 50.000 millones de las antiguas pesetas). Con la paga extraordinaria del día 20 los perceptores de este tipo de pagos oficiales se limitan a conservar su poder adquisitivo con un año de retraso, justo el que tarda en superarles la inflación en una carrera que no suele ir más allá de sesenta euros en el mejor de los casos. «Todos los pensionistas recibirán una carta explicándoles su caso particular» HORACIO DE ANDRÉS, director provincial del INSS

Casi 139.000 pensionistas cobrarán los atrasos a cuenta de la inflación mañana
Comentarios