jueves. 09.02.2023
Una mujer despeja con una pala la entrada a su casa en Villamañán
Prácticamente 5.000 alumnos de colegios e institutos de la provincia no asistieron ayer a clase al ser suspendidas las rutas de transporte escolar que cada día los conduce hasta sus centros. De acuerdo al parte de incidencias remitido por la Delegación Territorial de la Junta, el número de localidades afectadas alcanzó las 992 y la cifra de rutas suspendidas de forma total o parcial fueron 235 de 77 centros.

La actividad lectiva fue suspendida ante la peligrosidad de las carreteras que llevan a estos centros desde los pueblos de origen de los alumnos. La nieve y el hielo provocados por este nuevo episodio de la ola de frío siberiano, que azota Europa desde principios de año, obligaron a la Junta a tomar esta decisión.

Los escolares que no pudieron asistir a clase acuden a colegios rurales agrupados, institutos y ceips prácticamente de toda la provincia. En el listado no sólo se reflejan espacios lectivos de áreas de montaña, sino de lugares como la propia capital, Armunia y zonas tan poco habituadas al manto blanco como Benavides, Castrocontrigo, El Burgo Ranero, La Bañeza, Laguna de Negrillo, Sahagún, Valencia de Don Juan o Villadangos del Páramo.

Ante esta nueva nevada, el subdelegado del Gobierno en León, Francisco Álvarez, destacó la «reacción y el funcionamiento» del dispositivo especial desplegado en la provincia, incluida la parte correspondiente a Aucalsa, la concesionaria de la autopista del Huerna.

En declaraciones a Efe, el subdelegado afirmó: «Está claro que, de todas las situaciones complicadas, se aprende», en alusión a los problemas registrados el mes pasado a consecuencia de otra nevada, que dejó atrapados durante horas a varios cientos de conductores en esta autopista de pago. «La empresa ha reaccionado y esta vez han funcionado muy bien todos los dispositivos».

Casi 5.000 alumnos se quedan sin clase por suspensión de rutas
Comentarios