martes 20/10/20

Casi todas los negocios están abiertos, pero el consumo sigue estancado

DL15P6F5-17-08-23-8.jpg

Prácticamente todas las pequeñas tiendas de comercio que hay en León están abiertas, pero la reactivación del sector va muy lenta, sobre todo en lo que se refiere al consumo. De hecho, la mayoría de sus trabajadores continúan inmersos en un Erte y los propietarios de estos negocios han pedido a las autoridades públicas que los alarguen incluso más allá del verano. Los dos meses largos de confinamiento han impactado de lleno sobre uno de los sectores con más peso en la economía local. Representa el 20% de su PIB. Depende, además, del turista, que no podrá traspasar los limites provinciales hasta el 21 de junio, cuando se abran de nuevo las fronteras.

Desde la Cámara de Comercio reivindican, entre otras acciones de carácter general, que se pongan en marcha medidas de impulso al cuidado de la ciudadanía, como pueden ser la bonificación de la ORA o ayudas directas que amortigüen las pérdidas. En este sentido, el Ayuntamiento prometió a los comerciantes de la capital un bono de 500.000 euros para subvencionar el 25% de cada compra. Les hace falta. Han tenido que adaptar las instalaciones a la ‘nueva normalidad’. También han reforzado los canales de venta telemática, adquirido guantes, productos de limpieza, mascarillas e, incluso, máquinas de ozono para desinfectar la ropa. La situación apenas mejorará con la entrada hoy en la fase 3, porque las restricciones a la movilidad seguirán activas. Todas las esperanzas están puestas en los meses de julio y agosto.

Casi todas los negocios están abiertos, pero el consumo sigue estancado