lunes 06.04.2020
Día 11

Confitados

confi
confi

De verdad, temo que llegue el fin de semana. Que se van a poner a cocinar en casa, dicen. Lo que me faltaba. Me pongo en lo peor, como con el Virus. La receta lo primero, también como con el Virus. Búscala y luego elige. Ya les he dicho, una con menos de siete ingredientes o con ninguno. Como prefiráis.

Luego viene todo lo demás. Los chef necesitan un pinche. Y los chefs caseros que hacen postres caseros ni te cuento. Ya sabéis, dame esto, coge lo otro, pásame aquello, quita que no sabes, coño cuánto estorbas y todo eso. Que hay mas tensión en la cocina que en Máster Chef júnior. Y queda lo de fregar. Además. Los artistas lo de la intendencia no lo practican. Voy a hacer como con el Virus, voy a dejar de imaginar lo que puede pasar.

Yo prefiero estar en la cocina sola. Bueno, en realidad prefiero ni estar. Si envidio a un millonario es porque tiene cocinero. O cocinera. De verdad que por nada más. Ah, bueno, y porque nunca van cargados con cosas. Siempre las manos en los bolsillos. El teléfono, las llaves, el bronceado y nada mas. Es gente que no necesita nada. En cambio yo no tengo ni manos ni bolsillos para meter todo. Y no os voy a contar cómo va mi bolso. Que da igual que me lo compre grande que pequeño, las llaves nunca aparecen. Tienes que vaciar todo en la acera, caen los clínex, las barras de labios, las tiritas que has metido por si acaso, el boli, el cargador del teléfono, las facturas, los tíkets de la compra, bueno no sigo, cae todo, incluso lo que no quieres que nadie vea, menos las llaves. Los vecinos mirando, los de casa resoplando y tú que te juras que en la próxima vida ricachona. No por nada, para llevar las manos en los bolsos

 Pues el fin de semana se van a poner a cocinar en mi casa. Desde que empezó la Alerta, desencadenaron un concursopique de bizcochos a ver cuál es el mejor. Además de pinche, tienes que hacer de degustador. Los he probado de todos los sabores y texturas. Pero si yo lo que quiero es chorizo de la montaña y una caña. O un plato frugal. Ahora amenazan con las tartas. ¿Pero es necesario que además de confinados estemos confitados?

Que vamos a celebrar el cumpledías de la nueva era. Que qué me parece la idea. He pasado de contestar. Han venido con la lista. Todo cosas de andar por casa. Pues claro que sí, cómo no voy a tener jengibre rallado y cristalizado, azúcar avainillado, colorante rojo en gel, melaza, frutas escarchadas, maracuyá... Ya les he dicho ¿os habéis leído el decreto de confinamiento

 Yo no voy a ir al fin del mundo a por todo esto, dije muy seria. Ni al fin del mundo ni a la vuelta de la esquina. Si voy al fin del mundo, que sea por algo que merezca la pena. Bueno, vale, sí, estuve menos dramática y tajante cuando lo de la leche condensada. Pero no. Yo el fin de semana cierro la cocina a cal y canto, como han hecho con este país. Si lo único que quiero es que os metáis en casa, una noche de dulces sueños y que acabe pronto todo esto. Y un abrazo. Hasta mañana. Cuidaros mucho.

Confitados