viernes 25/9/20
Mercado laboral

El Covid-19 impedirá que 1,7 millones de parados encuentren empleo en los próximos meses

Una mujer pasa ante una oficina de empleo este jueves en Madrid. JUANJO MARTÍN
Una mujer pasa ante una oficina de empleo este jueves en Madrid. JUANJO MARTÍN

El mayor golpe al mercado laboral está aún por llegar en esta crisis del coronavirus, según opinan la mayor parte de expertos consultados por este periódico, aunque el Gobierno lo niega. Y eso que en el mes de marzo sufrió el 'shock' más fuerte de toda su historia, con 900.000 empleos destruidos en poco más de dos semanas y más de tres millones de nuevos parados registrados. Cifras nunca vistas, ni siquiera en la Gran Recesión provocada tras la quiebra de Lehman Brothers. Entonces se necesitaron algo más de 100 días para igualar las cifras que esta pandemia arrojó en apenas 14 jornadas negras para un mercado laboral extremadamente endeble que todavía no se ha recuperado de la anterior crisis económica.

Es difícil hacer una predicción fiable de lo que puede pasar en relación al empleo en los próximos meses, entre otras cosas porque no se sabe cómo evolucionará esta pandemia y cuándo se levantará el estado de alarma que tiene paralizada prácticamente toda la actividad en el país. Tanto el ministro de Seguridad Social, José Luis Escriva, como la de Trabajo, Yolanda Díaz, descartaron ofrecer datos del impacto que puede tener más allá de los que aportaron de marzo.Eso sí, insistieron en resaltar que "lo lógico" es que "el grueso de la destrucción de empleo se ha producido en el mes de marzo", aunque sí admitieron que esta es la "mejor estimación". Algo que suscriben desde CC OO.

No lo creen así la mayor parte de economistas, que además hacen hincapié en que las cifras de marzo no son completas ni reflejan el impacto que ha tenido ya esta crisis en estas tres semanas de confinamiento. Así lo asegurann tanto la patronal de las pequeñas y medianas empresas (Cepyme), como la organización de autónomos ATA, como el sindicato USO, como Adecco como muchos expertos. Incluso desde UGT admiten que pueden llegar cifras peores que la de marzo.

"Los datos de marzo son muy parciales, porque cogen solo medio mes, no se contabilizan la mayor parte de los Erte y la estadística de las prestaciones por desempleo va con un mes de retraso", precisa Florentino Felgueroso, investigador de Fedea, quien también considera que los peores datos llegarán en "mayo y junio", porque se acumularán aemás todas las bajas que se registran habitualmente en esos dos meses.

Sin embargo, este profesor de la Universidad de Oviedo advierte de que el impacto de la crisis no se centrará exclusivamente en la destrucción de empleo, sino en el número de ofertas que no verán la luz. En este sentido, estima que 1,7 millones de parados no encontrarán trabajo por culpa del coronavirus, de los cuales un millón no tiene prestación. Para hacer esta afirmación, se basa en los datos de parados que sí accedieron a un empleo entre el 14 de marzo y el 14 de mayo en los dos últimos años. "De marzo a junio es el mejor periodo de nuestro mercado laboral, cuando más se contrata y cuando más desempleados encuentran trabajo", explica. Felgueroso considera que el impacto final dependerá mucho no solo de cuándo acabe esta crisis, sino del tipo de sector, y pronostica que el turismo, la hostelería y el comercio "no se recuperarán tan pronto". Por el momento, cuantifica en más de 9,2 millones de trabajadores afectados por el estado de alarma (aunque aquí están incluidos los que teletrabajan) y augura que una vez que se levante el estado de alarma y pasen los seis meses en los que se prohíbe a las empresas que aplicaron un ERTE despedir, habrá una avalancha de ceses de golpe: 1,3 millones.

Datos "irreales" Víctor Fermosel, profesor en EAE Business School, coincide en que los datos de paro de marzo son, además de "nefastos", "irreales" e "incongruentes", ya que las personas que fueron despedidas a partir del día 13 de marzo aún no se han podido inscribir como demandantes de empleo ni se contemplan los afectados por un ERTE -cerca de 2,5 millones, según datos de CC OO-. A su juicio, se va a sobrepasar a la anterior crisis, que dejó 1,8 millones de parados, y se rondará los 2,4 millones. Además, considera que la recuperación será "paulatina, ya que muchos volverán a sus puestos de trabajo, pero no todos porque el mercado está dañado". Lo que sí prevé es una crisis "más dura" que la anterior, pero de menor duración.

Funcas, por su parte, calcula que el descenso de la afiliación en abril podría alcanzar las 750.000 personas en la media mensual, por lo que, con respecto al 12 de marzo, la pérdida de empleo sería de 1,2 millones. En este sentido, Javier Blasco, director del Adecco Group Institute, piensa que a finales de abril puede darse un nuevo recorte de otros 900.000 afiliados y que el número de parados superase los 3.753.700.

El Covid-19 impedirá que 1,7 millones de parados encuentren empleo en los próximos meses