miércoles. 06.07.2022
Manejo de una operación comercial con un portátil.

Menos de un veinte por ciento de la masa laboral puede disfrutar de condiciones tecnológicas que le permitan el acceso al tele trabajo; a veces, ese porcentaje se rebaja aún más, por inconvenientes, como la avería en los servidores de una operador que dejó sin acceso a red de alta capacidad a una parte importante del alfoz de León.

Un túnel seguro para la afluencia de datos entre la empresa y el domicilio del empleado requiere de un caudal competitivo en el acceso a redes, de una conexión de no menos de treinta megas, que es lo que la Unión Europea establece como umbral mínimo para comenzar a hablar de redes de alta capacidad.

Aquí llega el extremo de otra trinchera tecnológica que agranda la brecha entre el mundo urbano y las áreas rurales, o donde la densidad de población aminora la interés por la inversión de los operadores. Red.es no subvenciona desde hace tiempo el despliegue de red con una capacidad inferior a los cien megas. Este doble rasero explica por qué algunas conexiones no están preparadas para el reto del tele trabajo ni el soporte del reto tecnológico que implica este traslado del centro de trabajo, el blindaje, la capacidad de resolución, la salvaguarda de datos.

Con la pandemia como palanca de cambio en el manejo de sistemas remotos, las autoridades recomiendan un uso racional de los recursos de internet para evitar colapsos. Más frecuentes cuando el caudal de circulación excede la capacidad de los soportes. De esos ejemplos está sobrado León.-

Cuando el proceso remoto se topa con averías y el caudal de megas
Comentarios