sábado 24/7/21
Desde el confinamiento

El cura de Cacabelos no se rinde: la Pascua es Pascua

A través de su perfil de Facebook ha sacado a la Virgen de las Angustias en su patio para una oración
El cura de Cacabelos Jesus Alvarez reza una Ave Maria desde el patio de su casa en Quilós. LUIS DE LA MATA
El cura de Cacabelos Jesus Alvarez reza una Ave Maria desde el patio de su casa en Quilós. LUIS DE LA MATA
esús Álvarez, el párroco de Cacabelos, ha protagonizado esta mañana la celebración de la Pascua, aunque haya tenido que ser a través de las redes sociales.

Con las calles de la villa del Cúa vacías por el estado de alarma y el santuario de la Virgen de las Angustias, donde habitualmente se oficiaban los actos religiosos, con sus puertas cerradas a cal y canto, el sacerdote ha sacado la Virgen de las Angustias a las puertas de su casa de Quilós para una oración. Fue a las doce de la mañana y los devotos lo han podido seguir a través de su perfil de Facebook. «No quiero que la gente de Cacabelos y los devotos de la Virgen de las Angustias se puedan quedar sin este acto. Por eso, y aunque sea sin público, haremos una oración con el santísimo. Es un guiño de cariño hacia nuestra patrona» ha asegurado Álvarez.

Debido al Estado de Alarma, el Ayuntamiento de Cacabelos aplazó sus fiestas de La Pascua a finales de agosto. Serán durante los días en los que, tradicionalmente, se celebraban las fiestas de la Vendimia, suspendidas hace algunos años. Y entonces, avanza el párroco Jesús Álvarez, «se celebrará una gran procesión con la patrona de la villa».

Las fiestas de La Pascua en la villa del Cúa son las que, tradicionalmente, marcaban el inicio de las celebraciones patronales en la comarca. del Bierzo.

Con su aplazamiento, la corporación municipal de Cacabelos pretende «ayudar al sector de la hostelería y la restauración, y al pequeño comercio del municipio en general, muy afectado por la crisis del coronavirus» según el alcalde, Junior Rodríguez. Las fiestas de La Pascua se celebrarán, por lo tanto, del 27 al 30 de agosto.

 

El cura de Cacabelos no se rinde: la Pascua es Pascua
Comentarios