sábado 24/10/20

La danza demanda medidas extraordinarias en la crisis

En un rincón del comedor, en la azotea, desde un sofá, o rodeados de libros en sus casas ensayan en estos días de confinamiento coreógrafos y bailarines, quienes desde mediados de marzo vieron suspendidas todas sus representaciones y ahora viven sin saber cuándo podrán volver a pisar la tarima.

Aunque no pueda moverse como habitualmente, el sector de la danza no está parado en «tiempos de incertidumbre», y en múltiples encuentros por videoconferencia sus integrantes hablan entre ellos, porque creen que sin «ayudas extraordinarias» de las administraciones públicas no podrán superar la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

En declaraciones a Efe, el presidente de la Associació de Professionals de la Dansa de Catalunya (APdC), Xevi Dorca, muestra su desazón porque «por todo lo visto hasta ahora, no se tienen en cuenta las necesidades, las especificidades de nuestro sector, que forma parte del mundo de la cultura, que debería verse como una necesidad básica».

La danza demanda medidas extraordinarias en la crisis