lunes 24/1/22
LEÓN LUCHA POR LA MINERÍA. BALANCE DE LAS MOVILIZACIONES

De hora y media a un mes

Las protestas mineras cumplen en León su primer mes con 81 horas de carreteras cortadas, medio centenar de sabotajes en el ferrocarril, 26 imputados, numerosas personas heridas y más de 50.000 kilómetros recorridos a pie.

El 23 de mayo, la autovía del Noroeste y la N-VI quedaban bloqueadas durante una hora y media en San Román de Bembibre. A las once y cuarto de la mañana se constituia el primer piquete de las últimas protestas mineras. Así que hoy se cumple un mes desde que los trabajadores leoneses del carbón sacaron el conflicto a la carretera en solidaridad con los ocho compañeros que se habían encerrado dos días antes en el pozo Santa Cruz (Páramo del Sil). Desde entonces, se han sucedido los cortes en autovías, carreteras nacionales, otras secundarias, y vías de ferrocarril. Los itinerarios más afectados han sido las comunicaciones principales con Galicia y Asturias. La A-66, la AP-66, la nacional VI y la nacional 630 han padecido cortes durante 81 horas y media, según los datos recabados diariamente por este periódico.

Los enfrentamientos entre mineros y guardias civiles han concluido con 26 personas detenidas e imputadas con cargos por desorden público —en estos se incluyen delitos contra la seguridad vial y atentados contra agentes de la autoridad—, varios heridos, entre ellos quince agentes de la Guardia Civil (dos están de baja), el viajero de un tren y numerosos mineros y vecinos de los pueblos donde se han producido cargas; se han contado hasta cuatro intervenciones de la Guardia Civil en el interior de localidades como Ciñera de Gordón y San Román de Bembibre. Las protestas también se han llevado a las centrales térmicas, cuyos accesos han sido aislados en dos ocasiones en Anllares y Compostilla. Frente al caos que han provocado las barricadas, los mineros han convocado concentraciones multitudinarias y actos de diginidad obrera ejemplares, como los encierros en el pozo Santa Cruz y en la Diputación Provincial o la manifestación nocturna con lámparas, que dejó una estela de 10.000 luminarias por el centro de la capital leonesa.

Asimismo se han producido gestos de solidaridad impensables que llegan del exterior, como el apoyo de los ex mineros británicos, o la marcha abanderada por el atleta originario de Ciñera de Gordón Sergio Sánchez.

Comunicaciones

Salir o entrar en Asturias y Galicia ha sido un auténtico infierno, por tren o carretera

Se han producido cortes de tráfico durante diez días en la carretera que da acceso a Asturias por el puerto de Pajares. Los mineros de la Vasco son los que más tiempo han logrado cerrar las comunicaciones: 34 horas. Su método habitual son las barricadas de neumáticos con quitamiedos doblados y contenedores de basura como escudos. En la autopista del Huerna, los cortes han sido realmente traumáticos para los conductores. Es la vía de comunicación más utilizada para unir Asturias y la meseta. Ha permanecido cortada durante 20 horas. El mayor golpe de efecto se dio el primer día que se tomó el puente colgante sobre el pantano de Barrios de Luna, una acción que no se conseguía repetir desde las revueltas de los años 90. En el Bierzo, los cortes se han sucedido en la autovía del Noroeste y, paralelamente, en la nacional VI, de manera que no existe alternativa para llegar a Galicia excepto desviándose a Benavente hacia la autovía de las Rías Baixas. 27 horas y media han tenido cortadas estas vías los mineros en muchos puntos ya calientes, caso de San Román de Bembibre, Ventas de Albares, Columbrianos o Villmartín de la Abadía. En esta zona, así como en los cortes de la autopista, el método utilizado para obstaculizar el tráfico es atravesar camiones y retirar las llaves a los conductores hasta que se disuelve el piquete.

El ferrocarril es el medio más difícil de controlar, pero las vías del tren han sido objeto de, al menos, medio centenar de sabotajes en León y en Asturias que han afectado a multitud de servicios entre el Principado y la meseta. En León, los puntos calientes para Renfe están siendo San Román de Bembibre y Ciñera de Gordón. El 11 de junio, el peor día para el tráfico ferroviario desde que empezó el conflicto minero, se suspendieron seis servicios con decenas de viajeros.

Kilometraje

3.000 mineros han recorrido 50.400 kilómetros a pie

Las marchas mineras que se sucedieron la pasada semana desde las cuencas mineras del Bierzo, Laciana y la montaña central hacia el pozo Santa Cruz y la Diputación de León, donde hay siete y seis encerrados, sumaron un total de 50.400 kilómetros recorridos por los 3.000 hombres que hicieron rutas de, como mínimo, diez kilómetros hasta llegar a su destino. A este kilometraje se suma el que han hecho los autocares para trasladar a los pueblos hasta las manifestaciones.

Concentraciones masivas

Las convocatorias han concitado a 44.500 personas

Es la cifra que saldría de sumar los asistentes a las cinco grandes concentraciones covocadas por los sindicatos del carbón. La más numerosa tuvo lugar el 18 de junio en León capital, con 15.000 personas que apoyaron la huelga general en las cuencas. Ese mismo número acudió a la cita de Madrid del 31 de mayo, cuando se unieron mineros de toda España frente a Industria.

De hora y media a un mes