domingo 05.04.2020
OPERACIÓN PÚNICA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Detenido el presidente de la Diputación en una redada contra la corrupción por el cobro de comisiones ilegales

Marcos Martínez pasó la noche en un calabozo de la Benemérita en Las Rozas . Detenido en el Palacio de los Guzmanes y fichado en la Comandancia de León.
Detenido el presidente de la  Diputación en una redada  contra la corrupción por el   cobro   de   comisiones   ilegales

Marcos Martínez Barazón pasó ayer de presidente de la Diputación a detenido por su presunta implicación en una trama de corrupción. En Suiza tiraron del hilo y la madeja llevó al juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, hasta León. La cabeza de la Diputación Provincial, el heredero de Isabel Carrasco, es uno de los cabos de la trama.

El Palacio de los Guzmanes se convirtió a primera hora de la mañana en uno de los escenarios de la operación Púnica y el presidente de la Diputación leonesa fue el protagonista de la ramificación de la supuesta red municipal y autonómica orquestada entre empresas y políticos para el pago y el cobro de comisiones ilegales mediante la adjudicación de contratos a empresas amigas.

Marcos Martínez Barazón fue el número dos de Isabel Carrasco y ayer cayó en el desmantelamiento de la trama junto a Francisco Granados, quien fue el número 2 de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid. Anoche coincidieron ambos en los calabozos de la Guardia Civil en Las Rozas, en diferentes celdas.

El presidente de la Diputación de León es una de las 37 personas detenidas, hay otras 14 imputadas, en la investigación dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco y la Fiscalía Anticorrupción y ejecutada por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

La operación Púnica se desarrolló al mismo tiempo en Madrid, Valencia, Murcia y León, donde se habrían adjudicado contrataciones por valor de 250 millones de euros, de los cuales entre el 1% y 2% se dedicarían a comisiones.

Según la Fiscalía Anticorrupción la trama estaba infiltrada en varios ayuntamientos y autonomías de dichas provincias y lograba contratos en connivencia de ediles municipales y funcionarios, empresarios de la construcción y de empresas de servicios energéticos.

La investigación inicia en el mes de enero, es decir, cinco meses antes de que el actual presidente tomara posesión del cargo, el 30 de mayo, a raíz del asesinato de Isabel Carrasco el 12 de mayo cuando se disponía a cruzar la pasarela del Bernesga entre el Paseo de la Condesa y el Paseo de Salamanca.

El despacho presidencial del Palacio de los Guzmanes fue tomado a las 9 de la mañana por los agentes de la policía judicial. El móvil y el ordenador fue lo primero que le exigieron tras presentarse con el mandamiento judicial de detención y registro. A partir de ese momento nadie respondió a las llamadas y ni a los wasap del teléfono del presidente. Son parte del sumario.

La planta noble de la Diputación quedó prácticamente deshabitada y sumida en un silencio tenso y expectante. Nunca se había dado un caso igual: ¿Qué pasa en el despacho del presidente? El área de presidencia, que ocupa la esquina noroeste del palacio, primera planta entre la calle Pilotos Regueral y Ruiz de Salazar, fue interceptada por guardias civiles para impedir salir y entrar del recinto. El registro fue minucioso y labrioso. Se prolongó durante casi tres horas con el presidente como único testigo, aparte de los agentes de la Benemérita.

Los agentes requirieron a Martínez Barazón documentación de los negociados de Intervención y Contratación y material informático relativo a los contratos en los que supuestamente hubo cobro de comisiones. Los expertos de la UCO analizan el material para incorporarlo a las diligencias que pasarán al titular del Juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional.

En concreto, al presidente de la Diputación se le buscan responsabilidades por su implicación en dos adjudicaciones en las que habría mediado el cobro de comisiones ilegales según la pista que se sigue después de recibir la Audiencia Nacional una comisión rogatoria de las autoridades suizas por sospechas graves de blanqueo de dinero.

Se le vio «tranquilo»

El presidente y alcalde de Cuadros permaneció «tranquilo», según fuentes de la investigación, tanto durante el registro en el Palacio de los Guzmanes como en su estancia en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de León.

A las 11.45 horas, Martínez Barazón salió detenido, aunque sin esposar, en un coche camuflado de la Guardia Civil. Sentado en el asiento detrás del agente que conducía el Audi A4 azul marino. Para entonces, la calle ya estaba tomada por periodistas y cámaras fotográficas y de televisiones. Los primeros curiosos también esperaron el momento.

La UCO llegó a la Comandancia de la Guardia Civil el domingo y había solicitado un calabozo y dependencias para realizar su trabajo. Nadie sabía cuál era su misión en León. Es su manera habitual de actuar cuando realizan operaciones de este calado, dado que las fuerzas locales pueden conocer a los implicados. A partir de las 10.30 horas de la mañana, cuando el objetivo estaba controlado, los agentes desplazados desde Madrid pidieron refuerzos a los efectivos de León. Asimismo, se pidió colaboración a la Policía Local para que despejara el tráfico de las calles por las que circuló el vehículo con el detenido hasta la Comandancia de León. Dentro de estas dependencias, el presidente fue conducido al área donde se realiza la reseña policial. Los agentes tomaron las fotos oficiales, de frente y de perfil, y las huellas dactilares del presidente de la Diputación.

Con la ficha policial se formaliza también el protocolo de la detención con la lectura de derechos. Martínez Barazón mantiene su semblante tranquilo y, según fuentes de la investigación, achacaría todo lo sucedido a la herencia recibida de Isabel Carrasco cuando ejerció el cargo de vicepresidente.

Era práctica habitual de la casa que la presidenta delegara su firma en el número dos. Lo fue en la etapa de Barazón y en su predecesor en el cargo, Cipriano Elías Martínez quien llegó a afirmar públicamente: «Fue anecdótico que yo firmara aquella convocatoria, todo el mundo sabe quién toma las decisiones», en relación con la anulación de las oposiciones de 40 auxiliares.

La Comandancia de la Guardia Civil de León es un lugar conocido para el presidente. Muchas veces había cruzado sus puertas para asistir a actos oficiales. La última, el 12 de octubre, día de la fiesta de la Guardia Civil y, precisamente, aniversario del asesinato de Isabel Carrasco. Se cumplían cinco meses.

Pero el hombre que entró ayer era ajeno a todos los protocolos que se llevan a cabo con un detenido, aunque por su trabajo como funcionario del Ministerio de Justicia ha pisado los juzgados. Su último destino antes de incorporarse a la nómina de la Diputación provincial en 2007 con Isabel Carrasco fueron los juzgados de lo Social de León.

Según fuentes del Instituto Armado, al presidente detenido no se le concedieron tratos especiales por su cargo. Comió en las dependencias que se habilitaron para la operación.

A primera hora de la tarde la UCO ultimaba los detalles con Madrid para el traslado. A las 16.50 horas, el portón lateral de la Comandancia, con salida al Paseo del Parque, se abrió con el mando a distancia y tres vehículos con los cristales tintados cruzaron el umbral.

El operativo se dirigía con el presidente de la Diputación a las dependencias de la Guardia Civil en Las Rozas. Las 37 personas detenidas fueron distribuidas entre este acuartelamiento de la Benemérita y otro de la localidad de Tres Cantos, también madrileña.

Poco después de las 20.00 horas Marcos Martínez Barazón entraba en Las Rozas en su nueva condición de detenido.

Paralelamente a las detenciones y los registros, la operación Púnica realizó 259 mandamientos a los registros de la propiedad con peticiones de anotaciones preventivas con prohibiciones de disponer, vender, gravar o enajenar las personas físicas y sociales investigadas. También hay 400 mandamientos judiciales dirigidos a entidades bancarias y compañías de aseguradoras acordando los bloqueos de cuentas corrientes, valores y cualquier otro producto. Hay 30 embargos preventivos de vehículos de alta gama de los principales investigados.

A mucha gente no le sorprendió lo ocurrido. Unas mujeres que salían de hacer deporte en el Hispánico comentaron cosas como: «¿Qué más da? Uno más», «si sale le llamo asqueroso, ¡sinvergüenzas! «Que hubieran detenido a la otra en vez de matarla», afirmó una al saber que el presidente de la Diputación estaba detenido en la Comandancia.

Detenido el presidente de la Diputación en una redada contra la corrupción por el...