viernes. 02.12.2022

El supervisor de Reanimación Cardíaca de Críticos del Complejo Asistencial Universitario de León (Caule), Pedro Gutiérrez Rodríguez, dimitió ayer de su cargo tras quince años al frente del servicio hospitalario. Al parecer, la dimisión se debe a motivos personales y por el estrés y la presión sufrida en este servicio durante la crisis del coronavirus, confirmó anoche a este periódico el gerente del Hospital de León, Alfonso Suárez, que tuvo noticias de su dimisión ayer a través de una carta.

Reanimación Cardíaca del Hospital de León es uno de los servicios que mayor carga de estrés ha soportado durante la pandemia al habilitarse durante los casi tres meses de crisis para atender a los pacientes más graves. «Cuando se desbordó la UCI utilizamos las camas de todos los servicios que teníamos disponibles, entre ellas las doce de este servicio, que ha estado atendiendo a los enfermos más graves», asegura el gerente del Hospital.

Con la disminución de pacientes, el servicio de Reanimación Cardíaca ha vuelto a la normalidad y desde hace dos semanas atiende ya a los pacientes que salen de los quirófanos en estado más crítico tras ser intervenidos del corazón, o tienen patologías importantes que necesitan reanimación cardíaca.

Dimite en León el supervisor de Reanimación Cardíaca
Comentarios