jueves. 07.07.2022
pepe álvaez
José María Álvarez, secretario general de UGT. JAVIER LIZÓN

■ Pragmático, exigente y resolutivo, este asturiano de Belmonte de Miranda de 63 años posee una fama de duro tan fundada como la de habilidoso para el pacto.


—¿Por qué tiene que salir la provincia de León hoy a la calle?


—Por la situación en que han quedado algunas comarcas con los procesos de reconversión y que ha empeorado en los últimos años, ya que los fondos mineros no sirvieron para el objetivo que teníamos. Por el cierre de las centrales térmicas sin generar actividad alternativa, y porque León ha ido perdiendo peso y fuerza. Es un gran momento para que León ponga encima de la mesa la necesidad de reindustrialización en unos casos y de industrialización en otros.


—¿Pero concretamente usted por qué se manifiesta?


—Porque los compañeros de León me lo han pedido, porque creo en una España equilibrada, en la que se pueda vivir y encontrar trabajo. Como maquinista en Cataluña tuve la oportunidad de conocer a muchos trabajadores del Bierzo que no venían por lujo, sino en busca de empleo. Hay que resituar éso. Es una causa justa con la que me siento plenamente identificado.


—¿Qué harán para no repetir el fiasco de los Miner?


—Ahora no nos sirven solo fondos, sino proyectos concretos, viables y que generen actividad y puestos de trabajo. Esa es la gran diferencia entre lo que se hizo entonces y lo que hay que hacer hoy con los recursos que vengan. No se trata solo de que venga dinero, sino dinero acompañado de actividad. 


—Pero hay poca experiencia en crear un ente apolítico que diga dónde invertir los recursos para la transición energética...


—Aunque no haya experiencia, creo que aprendiendo de los errores del pasado se conseguirán opciones concretas de generación de actividad y creación de empleo. Es más importante éso que la cuantificación económica. Por otro lado, las infraestructuras son imprescindibles, pero no podemos pensar que van a ser inmediatas y milagrosas y por eso hay que poner en marcha todo un conjunto de políticas discutidas, trabajadas con los sindicatos, empresarios y administraciones para conseguir que cualquier persona que viva en León, pueda quedarse. Yo conocí Laciana con mucha actividad minera y mira ahora. Es lo que da prioridad a una manifestación en León.


—Como asturiano, ¿acude al 16-F también por un León solo?


—Yo abogo por lo que dice mi organización y más allá de lo que piense o sienta, lo importante es que el 16-F sirva para unir y para conseguir los objetivos que hay en marcha. Ya habrá otros momentos para expresar lo que quieran los leoneses.

«El dinero tiene que venir acompañado de actividad y empleo»
Comentarios