lunes 16/5/22

La Diputación de León está al día en el pago a sus proveedores y no tendrá que acudir a la vía que ha abierto el Ministerio de Hacienda a través del ICO. Para ayudar a ese equilibrio económico, la institución que preside Isabel Carrasco ha reducido en 2012 su presupuesto en un 18% respecto 2011, lo que ha supuesto un ahorro de 30,5 millones de euros.

Otras diputaciones también están en la misma situación. Es el caso de la de Zamora, que no sólo cerró el ejercicio de 2011 con «deuda cero» sino que lo hizo con un superávit que ronda los cinco millones de euros.

En Palencia, tampoco existe deuda alguna con proveedores o autónomos en este momento, salvo que se presente o aparezca en la institución provincial alguna factura hoy.

Por su parte, la Diputación de Burgos tiene una deuda de 350.000 euros y Burgos, 100.000. Ávila no tiene.

En todas sus declaraciones públicas, Isabel Carrasco ha destacado no sólo la gestión del año pasado sino su trayectoria como presidenta en los últimos años.

En el conjunto de España, las diputaciones aumentaron su deuda en más de 500 millones el año pasado, lo que supone un incremento del 7,3 por 100 interanual, según el Banco de España.

La Diputación de León no irá a la línea ICO porque no debe nada
Comentarios