jueves 2/12/21
El poeta Antonio Gamoneda no pudo asistir a la entrega de premios por la gripe, y recogió el galardón en su nombre su amigo Pablo de la Varga, que se refirió a él como «el poeta que insufla las palabras de aliento vital. Las palabras de siempre, cuando las toca él, ocurre un milagro y aparecen como niñas nuevas que estrenan ropita», manifestó al tiempo que se confesó sentirse abrumado por la responsabilidad que le había transmitido su amigo al pedir que le representara. Gamoneda, ovetense de nacimiento aunque afincado en León desde 1934, tiene publicados catorce libros de poemas, y cuenta con el Premio Nacional de Literatura por su obra Edad y el de las Letras de Castilla y León. En la presentación de la personalidad del premiado se destacó que dejó su trabajo de juventud en un banco, labor que le horrorizaba a su espíritu de poeta.

«El poeta que insufla las palabras de aliento vital»
Comentarios