miércoles 21/10/20

El gerente de Primaria declara que se empezaron a preparar en febrero

El único testigo citado a declarar en la vista oral de ayer fue el gerente de Atención Primaria, José Pedro Fernández Vázquez, quien indicó que ha realizado test a sus 1.700 trabajadores y que no faltaron Epis, porque «enseguida se suspendieron las consultas presenciales, se fomentó la vía telefónica, realizó un triaje para separar a los respiratorios y sólo los equipos Covid, con material, se encargaron de las visitas».

También explicó que en Primaria comenzaron a preparar el posible abordaje de la enfermedad en febrero, con elaboración de protocolos, formación y diseño de los circuitos. Reconoció, no obstante, que el virus «evolucionó» por encima de las expectativas que se manejaban y que recibieron muchas donaciones «documentadas día a día. Teníamos una cociencia clara de que sobraba material», señaló ante el juez.

La demanda del Colegio Oficial de Médicos de León por falta de medidas de protección a los trabajadores que se constata, según opinan, en un alto contagio de los profesionales, por encima de lo ocurrido en otros países, se dirige contra la Consejería de Sanidad como garante de la salud de su plantilla y de los ciudadanos, que está representada en León en cinco gerencias (Primaria, Especializada, de Áreas, Bierzo y Emergencias). El magistrado de lo Social número 1 de León explicó a las partes que, ante la abundante prueba documental, necesita que concreten por tramos cada quince días el grado de cumplimiento de las medidas de protección. Para ello dio un plazo de cinco días hábiles que incluye presentar las conclusiones por escrito, antes de que dicte sentencia. El gerente de Áreas, Juan Luis Burón, también acudió a la vista en calidad de público.

El gerente de Primaria declara que se empezaron a preparar en febrero