lunes. 27.06.2022
Presupuestos Generales del Estado

El Gobierno aprovecha los fondos de la UE para desplegar un gasto público récord

Las cuentas prevén una vigorosa recuperación, revalorizan las pensiones, encumbran la educación y hacen un guiño a los jóvenes
dl14p6g1

Gasto público histórico para una recuperación justa. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, fue ayer la encargada de entregar en el Congreso de los Diputados el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022. Una hoja de ruta que para la oposición nace ‘tocada de muerte’ por estar basada en la expectativa de una vigorosa recuperación económica «del entorno del 7%». Con plena confianza en la salida de la crisis, Montero detalló algunas de las medidas clave de estas nuevas cuentas, que incluyen la revalorización de las pensiones con el IPC, inversiones récord en educación y vivienda o la subida del 2% en el salario de los funcionarios. Una partida que se incluye dentro de los 25.859 millones presupuestados para gasto de personal.

En total, El Estado se gastará el próximo año 431.366 millones de euros. Cifra que sube a 458.970 millones si se incluyen los más de 27.600 millones previstos en fondos europeos. De esa cifra total de gasto, más de la mitad (unos 248.391 millones), se destinará a gasto social. Y habrá inversiones públicas por más de 40.000 millones en las que el dinero de Bruselas será, de nuevo, clave. Entre las partidas más beneficiadas por estos fondos destaca la política industrial (3.184 millones del dinero de Bruselas), la rehabilitación de viviendas (2.839 millones, la estrategia de movilidad sostenible (2.184 millones) o el Plan de Impulso a la Pyme, dotado con 2.140 millones de euros.

Objetivo de equidad

Consolidar la recuperación económica y social haciendo de la inversión una potente herramienta

La cogobernanza con las comunidades autónomas será prioritaria para poner en marcha nuevos proyectos destinados a cambiar el modelo productivo del país. Y en un guiño a las regiones, Montero ha anticipado que el Gobierno está preparando un nuevo mecanismo de pago a proveedores destinado a unas 1.670 entidades locales que, de forma sistemática, acumulan retrasos en sus pagos superiores a los 60 días.

«El objetivo fundamental de estos Presupuestos es consolidar la recuperación económica y social, haciendo de la inversión una potente herramienta para ello», destacó la ministra. Montero insistió en que el objetivo de estas cuentas también será acabar con históricas lacras que desde hace años lastran a la economía española, como el paro juvenil o las dificultades para el acceso a la vivienda. De hecho, los Presupuestos incluyen partidas por 12.550 millones para el segmento de población más joven, prácticamente el doble que en 2021. En vivienda, la dotación será de 3.295 millones de euros, cifra en la que se incluyen los 200 millones para el bono joven para el alquiler.

Otra de las partidas reforzadas para mejorar el empleo en este colectivo es Educación, que por primera vez superará los 5.000 millones de euros, de los que 2.199 millones se destinarán a becas de formación. Con este gasto nunca visto, la política de ingresos tendrá que acompañar para evitar que el déficit se desboque. La previsión es que los ingresos tributarios crezcan un 8,1% hasta los 232.352 millones. El Ejecutivo considera que la recuperación económica será suficiente para mejorar la recaudación sin necesidad de llevar a cabo un alza fiscal relevante. Y esta mejora del empleo y del consumo se ha traducido en partidas como las que se destinarán a prestaciones por desempleo. En total, 22.093 millones que suponen 2.600 menos que este año. Del mismo modo, el Servicio Público de Empleo Estatal tendrá 29.121, un 7,9% menos ante el menor número de Erte previstos. Los partidos políticos recibirán subvenciones por 61,6 millones para la financiación ordinaria en un año con comicios en Andalucía.

El Gobierno aprovecha los fondos de la UE para desplegar un gasto público récord
Comentarios