martes 07.07.2020
Un BOE de urgencia se pliega a la urgencia sanitaria

El Gobierno limita in extremis la incorporación de trabajadores de la construcción

El Gobierno ha publicado a última hora de ayer domingo una orden que suspende "determinadas obras" en edificios
Control de desplazamientos de la policía en la capital en la mañana de hoy, lunes. RAMIRO
Control de desplazamientos de la policía en la capital en la mañana de hoy, lunes. RAMIRO

En  medio de la polémica que durante los últimos días ha suscitado la vuelta al trabajo de aquellas actividades que el Gobierno no considera esenciales, y que en las últimas dos semanas han permanecido suspendidas, el Boletín Oficial del Estado ha publicado a última hora de ayer domingo una orden por la que suspende parte de las actividades en el sector de la construcción. 

Sin apenas tiempo para que los trabajadores y empresas afectadas puedan reaccionar, mientras unos y otras esperan aún a conocer cómo se reincorporarán al trabajo y de qué medidas de seguridad podrán disponer, el BOE ha publicado una orden por la que "se suspenden determinadas actividades relacionadas con las obras de intervención en edificios existentes en las que exista riesgo de contagio por el Covid-19 para personas no relacionadas con dicha actividad". 

En un artículo único, establece la suspensión de "toda clase de obra que suponga una intervención en edificios existentes, en los supuestos en los que en el inmueble en el que deban ejecutarse se hallen personas no relacionadas con la actividad de ejecución de la obra, y que, debido a su ubicación permanente o temporal, o a necesidades de circulación, y por causa de residencia, trabajo u otras, puedan tener interferencia con la actividad de ejecución de la obra, o con el movimiento de trabajadores o traslado de materiales". 

De estos supuestos "se exceptúan las obras que por circunstancias de sectorización del inmueble no se produzca interferencia alguna con las personas no relacionadas con la actividad de la obra". Y también se exceptúan los trabajos que se realicen en inmuebles para realizar "reparaciones urgentes de instalaciones y averías, así como las tareas de vigilancia". 

El Gobierno limita in extremis la incorporación de trabajadores de la construcción