viernes 15/1/21
Sorteo Extraordinario de Navidad

El Gordo cruza el país en diagonal

DESDE EL SURESTE AL NOROESTE. Dos administraciones de Punta Umbría y Reus reparten
Imagen de la celebración por el Gordo en la Administración de Lotería de Reus. SUSANA SÁEZ
Imagen de la celebración por el Gordo en la Administración de Lotería de Reus. SUSANA SÁEZ

El mismo nombre ya lo dice: sorteo extraordinario. Y este Gordo de Navidad cumple a rajatabla la segunda parte de su nomenclatura. Porque todo fue extraño este 22 de diciembre. Una cita sin ruido, donde se escuchaba perfectamente el sonido de las bolas de boj al caer en las copas; una fecha en el calendario sin la platea del Teatro Real llena de curiosos, amantes de la Lotería de Navidad, familiares y frikis. Algunos de ellos, inasequibles al desaliento, acudieron a las puertas del templo lírico esperando el milagro navideño de que les permitieran entrar para disfrutar del rito. No hubo magia. La tradición se convirtió en monotonía. No había ritmo en el canto de los números. No había salseo. Al contrario. Había mucha parsimonia, como si el austero ambiente no ayudara a que el sorteo tuviera vitalidad. Saltaban los mil euros y algunos quintos. Se escuchaban pequeños aplausos. hasta que dos minutos después del mediodía los bombos escupían al más esperado. En el sexto alambre de la sexta tabla aparecía el 72897. Cantaban la máxima alegría Unai Barón Maldonado y Alexander René Herrera. Un número vendido en once comunidades, aunque con tres millonarios epicentros.

60 series cada una

Las dos puntas de una diagonal que cruza el país, Punta Umbría (Huelva) y Reus (Tarragona), repartieron 60 series cada una. Si vendieron todos los décimos, son 480 millones. «Se ha quedado en el pueblo», afirmó convencida Cristina Ferrara, una de las responsables de esta administración situada en la avenida Andalucía de la localidad onubense. Afirmó que la venta a turistas, lógica en un lugar de veraneo tan conocido, es mínima por la covid-19 y que se repartió entre los vecinos. «Son muchos millones y estamos muy contentos. Hacía mucha falta», recalcó la lotera que no sabía que lo había vendido hasta que el teléfono comenzó a sonar de forma frenética.

Punta Umbría se estrena Es la primera vez que el primer premio cae en Punta Umbría y la cuarta que baja a Huelva

Es la primera vez que el Gordo cae en Punta Umbría y la cuarta en Huelva, aunque antes solo habían sido décimos sueltos. El 72897, el quinto número más alto de la historia y la vigésimo segunda vez que termina en siete, también sonrió a Reus. La localidad tarraconense tiene hilo directo con la diosa Fortuna. El año pasado, el Centro Aragonés El Cachirulo vendió unas 3.200 participaciones (320 millones) adquiridos en Salou. Este martes, fue una administración de Reus, La Pastoreta, la que repartió 60 series del primer premio. El lotero Oscar Bausá afirmó que «el 90%» de las ventas habían sido en la fábrica Teixidó de Ruidecols. A los trabajadores de esta empresa especializada en piezas mecanizadas de alta precisión, también les tocó un buen pellizco del 26590 del año pasado. «Como lotero, me considero un vendedor de ilusión. Ayer la ilusión ha entrado en nuestra casa», afirmó un feliz Bausá.

La tercera gran parada fue Granada, en la calle del Príncipe. Allí estaban asignados 45 series del 72897, un número que pasará a la historia. Como el 43728, que en 1997 provocó el éxtasis en la capital nazarí. Entonces, la administración repartió 35.000 millones de pesetas, unos 210 millones de euros. Este martes pudo repartir otros 180 millones. Las restricciones por la pandemia provocaron que, como en Punta Umbría, los décimos se hayan despachados entre los vecinos de la ciudad ante la ausencia de turistas. Ese es el vaticinio del propietario de la administración, Enrique Requena, de 88 años, que sí confirmó que no había abonados a este número.

El Gordo cruza el país en diagonal
Comentarios