lunes 24/1/22

Pese a no introducir grandes novedades tributarias, el Ejecutivo sí ha incluído algunas modificaciones fiscales en los Presupuestos. Entre las principales, las empresas dedicadas al alquiler verán reducida su bonificación fiscal del 85% al 40%. Tener un título nobiliario también será más caro a partir del próximo año, pues se elevan las tasas fijas y la escala del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentos en un 1% cada uno. Los Presupuestos también prevén 400 millones ‘extra’ por la imposición del tipo mínimo de Sociedades al 15% que se aplicará a las empresas con una facturación superior a los 20 millones, por debajo de los 750 millones establecidos por la OCDE en el reciente acuerdo alcanzado para este tributo global. Los planes de pensiones privados se llevan otro hachazo fiscal del Gobierno, con una rebaja de 2.000 a 1.500 euros en los límites para desgravarse. A cambio, se amplía la cifra en los planes de empresa, de 8.000 a 8.500 millones.

Para cumplir con la previsión de gastos e ingresos es clave para el control del déficit, que en los próximos años debe ir ajustándose al 3% que Bruselas volverá a exigir cuando expire la suspensión de sus reglas fiscales. «Nuestro compromiso con la estabilidad permitirá reducir el déficit a la mitad en solo dos años», valoran.

Hachazo fiscal a nobles y planes de pensión privados
Comentarios