jueves 6/8/20
ALICIA GONZÁLEZ FERNÁNDEZ. COSTUMER SERVICE

«Hay rechazo hacia la gente que viene por los ‘beneficits’»

«Hay rechazo hacia la gente que viene por los ‘beneficits’»

Alicia González Fernández se fue por unos meses a Inglaterra y tras su experiencia en Londres como costumer service (servicio al cliente) del tren Stansted Express quiere prolongar su estancia tras las vacaciones de verano. Se encontró con un país acogedor, pero con muchas «ideas preconcebidas» sobre la inmigración.

1. Muy buena. En todos los aspectos. Tanto entre gente inglesa como extranjera. Empecé yendo a reuniones de conversación con ingleses que querían mejorar su español y viceversa. Conocí a muchos ingleses y la política siempre salía en algún momento. Todos estaban en contra del Brexit, pero también había mucha idea preconcebida en torno a los inmigrantes... La gente que viene con el propósito de estudiar o aprender inglés es bien recibida, pero no la gente del este (Polonia concretamente) que vienen a cobrar los benefits (ayudas sociales), me llegaron a decir una vez.  La adaptación para mí fue fácil, pese a todas las diferencias que hay con nuestra cultura. Siempre me gustó el sentido práctico que tienen los ingleses en muchos aspectos, así que me fue fácil.  En ningún momento me sentí tratada mal por ser inmigrante, al contrario, todo fueron ayudas y disponibilidad a la hora de entenderme, tanto en el banco al ir a abrirme una cuenta bancaria, como en el ambulatorio al inscribirme al médico de cabecera, los funcionarios para hacerme el número de la seguridad social o la gente que me hizo las entrevistas de trabajo. 

2. Con incredulidad y un poco de desesperación. No han votado contra Europa, sino contra la inmigración, en cierto modo a favor del racismo y también ha vetado a sus jóvenes.

3. No he visto ningún cambio, quizá por el poco tiempo que llevo.  Si acaso, algunos positivos. Una tarde en el tren una señora mayor al notar mi acento me preguntó si era europea, le dije que española y me dijo que ella era escocesa y que si los ingleses no nos querían (a los inmigrantes) que seriamos bien recibidos en Escocia. Los revisores del tren y los conductores son la mayoría ingleses y todos, absolutamente todos con los que hablé en los días posteriores al referéndum estaban consternados y enfadados por el resultado.

4. El ambiente estaba raro unos días antes. Al principio yo solo veía carteles del Remain, y grupos de voluntarios repartiendo globos, folletos y pegatinas del Remain. ambién es cierto que me movía por las zonas más turísticas.No sé si tendrá algo que ver. Y de repente, un par de días antes en la estación de Liverpool Street ya vi gente a favor del Leave. Y mucha gente que recogía sus folletos. Yo y mi entorno creíamos que ganaría el Remain. Aunque ajustadamente. Para mí fue una sorpresa que se veía venir.

5. Por lo que he podido leer se tardará aún en aplicar. De momento no creo que me afecte mucho, pero en un futuro es probable que sí. 

6. Vine con la idea de volverme a España, y así lo haré en menos de un mes, pero I change my mind (cambié de idea), y en septiembre tengo planeado volver a Londres. Albergo esperanzas de que la situación mejore, hay mucha presión ciudadana.

7. Sí. Creo que hay posibilidad de que no se lleve a efecto, pero solo el tiempo lo dirá.

Alicia González Fernández se fue por unos meses a Inglaterra y tras su experiencia en Londres como costumer service (servicio al cliente) del tren Stansted Express quiere prolongar su estancia tras las vacaciones de verano. Se encontró con un país acogedor, pero con muchas «ideas preconcebidas» sobre la inmigración.

«Hay rechazo hacia la gente que viene por los ‘beneficits’»