martes 07.07.2020

 Iglesias acusa a Vox de ser un partido golpista pero que "no se atreve"

 La formación de Abascal abandona la comisión para la reconstrucción y su presidente dice que tiene "la piel muy fina"
El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, conversa con el presidente de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados, el diputado socialista Patxi López. KIKO HUESCA
El portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, conversa con el presidente de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados, el diputado socialista Patxi López. KIKO HUESCA

La temperatura no baja en el Congreso. Un día después de que Cayetana Alvarez de Toledo acusara a Pablo Iglesias de ser "hijo de un terrorista", esta vez la trifulca volvió a tener al vicepresidente segundo de protagonista, pero con Vox al otro lado. La formación de Santiago Abascal abandonó la comisión para la reconstrucción después de que el ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 tildara a la formación de "golpista".

El altercado, que ocurrió poco antes de concluir la comparecencia de Iglesias, se produjo mientras éste respondía al diputado del PP Mario Garcés sobre una eventual comparecencia del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la citada comisión. El vicepresidente segundo subrayó que él está "dispuesto a dialogar con cualquiera" y recordó que el PP fue un partido fundado por varios ministros franquistas y que no por eso él deja de hablar con los conservadores. Tampoco con Vox, "aunque parezca -dijo- que están más cerca de querer dar un golpe de Estado que de proteger la democracia".

Ante la alusión, el portavoz de la formación, Iván Espinosa de los Monteros, pidió al presidente de la comisión, el socialista Patxi López, que tomase "cartas en el asunto" para requerir una rectificación de Iglesias por haber "faltado al respeto a mi formación y a sus votantes". López defendió que las palabras de Iglesias entraban en el "ejercicio de la libertad de expresión" y criticó que algunos grupos "tengan la piel muy fina". No obstante, el exlehendakari y expresidente del Congreso dio la palabra al vicepresidente por si quería rectificar lo dicho.

Pero, lejos de hacerlo, Iglesias se reafirmó en sus palabras. "Les gustaría dar un golpe de Estado -aseveró-, pero no se atreven". En ese momento, Espinosa de los Monteros se levantó muy enfadado y, mientras recogía su maletín, calificó el espectáculo de "lamentable". "Cierre al salir, señoría", le dijo Iglesias al dirigente de Vox cuando se dirigía a la puerta de la comisión.

Disculpas

No es la primera vez que Vox abandona la comisión creada en la Cámara baja para reconstruir el país tras la pandemia del coronavirus y luego vuelve. Los de Santiago Abascal lo hicieron la semana pasada, en protesta por el acuerdo del PSOE y EH Bildu para derogar la reforma laboral de 2012. Este jueves, Espinosa de los Montero regresó a la comisión horas después para seguir la comparecencia de la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño. López aprovechó el momento para pedir disculpas por "no haber estado a la altura" y haber permitido "algunas expresiones y comportamientos innecesarios". Espinosa de los Monteros agradeció el gesto del socialista y se mostró seguro, no sin ironía, de que el vicepresidente segundo hará lo mismo.

 Iglesias acusa a Vox de ser un partido golpista pero que "no se atreve"