miércoles 21/10/20

Iglesias tenderá la mano a Sánchez "tragando un sapo"

Tuvo que llegar el último día de campaña para que el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, pusiera el contador de agravios a cero y anunciara sin rodeos que tenderá la mano al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para intentar formar un Gobierno de coalición tras el 10-N. «Vamos a tenderle la mano aunque eso signifique tragarse algún sapo», afirmó.


Iglesias no ha ocultado a lo largo de esta campaña que las opciones de Unidas Podemos pasan ineludiblemente por pactar con los socialistas, pero poco a poco ha pasado de denunciar lo que consideró un «engaño» de Sánchez en las negociaciones de este verano a apelar al que define como sector «más progresista del PSOE», representado, en su opinión, por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, «con la que nos entendemos y respetamos». Lo hace en oposición al anuncio de Sánchez durante el debate del pasado lunes de que nombrará -si gobierna- vicepresidenta a Nadia Calviño, ministra de Economía en funciones. Una estrategia que para Iglesias demostraría la teoría que los suyos llevan alimentando en las últimas semanas de la ‘gran coalición blanda’ con el Partido Popular, es decir, la abstención de los populares en la investidura de Sánchez a cambio de un pacto económico. «Calviño se va a Bruselas con la ‘mochila austriaca’, que provocará que los trabajadores se paguen el despido. En el debate del jueves a la ministra Montero se le notó que estaba incomodísima con esto, está más cercana a nosotros. No hay dudas, Sánchez está pidiendo el apoyo a la derecha», insistió. Un mensaje con el que también ha intentado pescar votos en el caladero socialista El candidato de la coalición morada confiesa incluso que estaría dispuesto a renunciar a ciertas propuestas de su programa para que ese hipotético pacto llegue a buen puerto.

Iglesias tenderá la mano a Sánchez "tragando un sapo"