viernes 05.06.2020

Illa alaba «la prudencia y el rigor» de la Comunidad y su «extraordinario» trabajo

La consejera de Sanidad, en la comparecencia de ayer. R.GARCÍA
La consejera de Sanidad, en la comparecencia de ayer. R.GARCÍA

El Ministerio de Sanidad reconoce el «extraordinario» trabajo que está realizando Castilla y León en el proceso de desescalada, donde prima la «prudencia y el rigor» y la aplicación de criterios y requisitos «más drásticos» que los utilizados en otras comunidades autónomas.

Unas palabras de las que se hizo eco la consejera de Sanidad, Verónica Casado, tras la reunión bilateral que mantuvo con el ministro Salvador Illa para abordar el avance en la desescalada y el paso de todas las provincias de la Comunidad a Fase 1. Según explicó Casado, en ese encuentro, tanto Illa como el doctor Fernando Simón reconocieron el «extraordinario» trabajo que se está efectuando desde la consejería, con incidencia «en la prudencia y el rigor» con el que se trata la desescalada, un reconocimiento que para la consejera es «motivo de orgullo» y que ha hecho llegar al equipo que trabaja en ese proceso. Para Casado, este «plus de prudencia» con el que se está trabajando en la Comunidad da «un plus de seguridad» a la hora de tomar las decisiones y aplicar los criterios para avanzar en la desescalada. No obstante, reconoció que en ese encuentro bilateral hubo «mucha deliberación y discusión acalorada» ya que el Ministerio planteó dudas, luego confirmadas, sobre el pase de fase 2 de las 26 zonas de salud.

Illa alaba «la prudencia y el rigor» de la Comunidad y su «extraordinario» trabajo