miércoles 2/12/20

El Instituto para la Transición Justa debuta con un presupuesto testimonial de 4,7 millones

Central térmica de La Robla. MARCIANO PÉREZ
Central térmica de La Robla. MARCIANO PÉREZ

Ya no hay Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras (IRMC). Su desaparición deja paso al Instituto para la Transición Justa (ITJ) que apenas cuenta con financiación. El borrador de los Presupuestos Generales del Estado de 2020 consigna 4,7 millones de euros para este departamento dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), de los que 3 millones de euros corresponden al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. A la espera del reparto de los fondos europeos para la Transición Justa, por los que compiten las provincias de León, A Coruña, Asturias, Palencia, Teruel, Almería, Córdoba y Cádiz, el Instituto para la Transición Justa apenas tendrá dinero para intendencia, el funcionamiento de sus servicios, mantenimiento, mobiliario y el apartado de «estudios y asistencia técnica» que recibirá 1,5 millones de euros. En las proyecciones para 2022 y 2023 no mejora la financiación. Son solo 3,7 millones para cada ejercicio los que están consignados.

Estas partidas contrastan con el volumen de inversión que manejaba el desaparecido IRMC que, por ejemplo el año pasado en sus últimos coletazos, recibió 387 millones de eruos para la reactivación de las cuencas , con 98 millones de euros, y, sobre todo, para los costes sociales , con 210 millones de euros. En 2019 ya figuraban 102 millones de euros de remanentes de tesorería, y la mayor parte de sus fondos se iban a destinar a cumplir los compromisos del Acuerdo Marco para una Transición Justa de la Minería del Carbón, que comenzó en 2019 para desarrollarse hasta 2027.

El Instituto para la Transición Justa debuta con un presupuesto testimonial de 4,7...
Comentarios