jueves 09.07.2020

La Junta cierra colegios, comercios, ocio y servicios y solicita el estado de alarma

Alfonso Fernández Mañueco. NACHO GALLEGO
Alfonso Fernández Mañueco. NACHO GALLEGO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado la solicitud al Gobierno de la nación de la declaración del estado de alerta en el conjunto de la Comunidad. Lo que supondrá no sólo el cierre de todos los centros de educación (que afectará a medio millón de estudiantes en la autonomía) sino también de los establecimientos comerciales y locales de ocio. A excepción de aquellos que se dediquen al suministro de productos farmacéuticos, médicos y bienes esenciales. Se solicita también la suspensión del transporte público, además entre autonomías, especialmente aquellas en las que el foco de contagio está siendo más fuerte. Además se estudia tomar medidas contra las personas que no respeten las recomendaciones de prevención. 

Mañueco ha señalado que las medidas son "complejas y difíciles", y anuncia medidas excepcionales para León como se han tomado en Miranda y Burgos. El presidente ha señalado que es un momento de "especial gravedad", y que se necesita más que nunca la solidaridad y la cooperación, además de la resposabilidad social e individual. "Somos una sociedad madura, y con el esfuerzo de todos lo superaremos". 

La Junta, siguiendo las recomendaciones del Centro Europeo de Control de Enfermedades, ha planteado la necesidad de incrementar las medidas de reducción de movilidad y limitación de transporte público colectivo, para evitar la propagación del virus. 

También, siguiendo las recomendaciones, la Consejería de Sanidad solicita al Gobierno el estado de alarma, que se puede reclamar en casos de emergencia sanitaria, epidemias y contagio general. 

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha señalado que las medidas tomadas hoy en el ámbito de la educación pasan por la suspensión de toda la actividad docente presencial y todas las actividades extraescolares en todos los niveles educativos; y en las universidades cerrarán también las residencias universitarias, con la excepción de los alumnos extranjeros que no puedan trasladarse. 

En el ámbito de Familia y Servicios Sociales se suspenden todas las visitas en centros de mayores tanto públicos como privados, y también se prohíbe la salida de los residentes al exterior. Se decreta el cierre de los centros de asistencia diurna de mayores, también centros de día, ocupacionales y de estancias diurnas de personas con discapacidad. 

Además se suspenden los servicios de atención temprana y de primera infancia, y los programas de conciliación en Semana Santa, tanto los públicos como los privados. Tampoco estarán activos los itinerarios de inserción y los ciclos formativos. 

En el ámbito de la cultura y el turismo se cierran todas las residencias y complejos deportivos; y se solicita además la suspensión de todo el transporte urbano colectivo a partir de las doce de esta noche. 

La recomendación al sector privado, "hasta que se obtenga el instrumento legal" para que se articule oficialmente como prohibición, pasa por la supresión de toda la actividad y el cierre de los comercios y establecimientos de ocio, "en especial de los de restauración", ha señalado Igea; pero también de estética y otros servicios personales. 

La excepción son la distribución y actividades comerciales de alimentación, y las del sector farmacéutico; junto con el almacenamiento y distribución de las estaciones de servicio de combustibles. Y "cualquier otro establecimientos de bienes, productos o servicios que se consideren esenciales para la población". En todo caso, estas actividades cuidarán de velar porque no se produzcan aglomeraciones y se guarden las distancias recomendadas, de al menos un metro, entre personas.

La Junta establece también que "todos los ciudadanos" permanezcan en sus domicilios, y especialmente que no acudan a centros comerciales o de ocio, incidiendo en el mayor riesgo en los establecimientos de restauración y bares. 

Y en caso de tener que salir de casa por "imperativo", que cuides "rigurosamente" de seguir las recomendaciones para evitar aglomeraciones y mantengan las medidas higiénicas recomendadas. 

También se suspenden los actos al aire libre que concentren a un número elevado de personas y no aseguren que se mantengan las distancias mínimas de prevención. 

Por último, se espera la confirmación de la Conferencia Episcopal sobre la suspensión de la Semana Santa y se aplaude el llamamiento de que se sigan a través de los medios de comunicación las misas y se suspendan todos los actos religiosos convocados.

La Junta cierra colegios, comercios, ocio y servicios y solicita el estado de alarma