martes 22/9/20

La Junta inicia el estudio para desbloquear diez parques eólicos que aportarán 400 mw

El director de Energía afirma que el objetivo es «que no quede ningún resquicio para paralizar los proyectos».
La Junta inicia el estudio para desbloquear diez parques eólicos que aportarán 400 mw

La Junta de Castilla y León espera que la realización de un estudio sobre los efectos acumulativos de los parques eólicos en la provincia, tanto en funcionamiento como los proyectados, permita desbloquear la puesta en marcha de diez instalaciones. En concreto, allanar el terreno para la construcción de Murias II, Villabandín I, Villabandín II, Curueña I, Curueña II y Salce. A los que se unirían Quintana, que está autorizado pero aún no se ha comenzado a construir, y las ampliaciones de San Feliz, Espina y Valdesamario.

La Junta ha instado a los promotores de los parques, entre los que hay varias empresas como Greenpower, Gas Natural o el Grupo Viloria, a la realización conjunta de este estudio para evitar una futura paralización de los proyectos en los tribunales. El director general de Energía y Minas de la Junta, Ricardo González Mantero, pretende que el estudio esté finalizado cuando antes. De ser posible, este mismo año.

El objetivo de este estudio es poner la tirita antes de la herida, como se suele decir. Esto es, impedir que una vez autorizados y con declaración de impacto ambiental, los parques sean paralizados en los tribunales, como ya ha ocurrido.

«Sólo hay sentencia firme en Murias II, en el resto nos estamos adelantando», subraya González Mantero. «El estudio se sacará después a información pública, el objetivo es que no quede ningún resquicio por el que puedan volver a paralizarse esos proyectos».

En este estudio de los efectos conjuntos de los parques eólicos de la provincia se incluirán también los que ya están en funcionamiento, como Valdelín, Valdesamario, Espina, Peña del Gato y Valdelacasa. Estos son los parques que realizan la evacuación en la subestación de Villameca.

Reunión. Una vez que se publique el estudio se someterá a evaluación de impacto ambiental y después ésta se hará parque por parque. La Junta reunió antes de verano a los promotores para insistirles en que el estudio se hiciera con todas las garantías y el número «definitivo» de aerogeneradores que habrá en cada parque. En todo caso, explica el director de Energía de la Junta, se prevé que el número de máquinas sea menor del inicialmente previsto para las instalaciones, ya que su potencia será mayor, de 2.000 kilovatios o más. Si todos los parques llegan a construirse, la previsión es que aporten unos 400 megavatios al sistema eléctrico. Es una previsión inicial que puede variar según las nuevas declaraciones de impacto ambiental de los parques que se vayan produciendo por parte de la consejería de Medio Ambiente. La inversión prevista para el conjunto de los parques se ha estimado en 500 millones de euros.

Con este estudio, la Dirección General de Industria y Minas de la Junta quiere sortear futuras zancadillas judiciales para estos parques, algo que ya se ha producido por los recursos presentados contra los mismos por varias organizaciones ecologistas como SEO/Birdlife.

La falta de este estudio sobre el efecto conjunto de todas las instalaciones eólicas en la zona ha sido clave en la paralización en cadena de los proyectos. Así, el pasado mayo el Tribunal Supremo confirmó la paralización cautelar de la construcción del parque de Salce y en junio y julio le siguieron con otras tantas paralizaciones del Supremo los de Villabandín II y Curueña II.

La Junta inicia el estudio para desbloquear diez parques eólicos que aportarán 400 mw