lunes 06.04.2020
Economía

La Junta moviliza 220 millones para evitar despidos y proteger al autónomo

Los emprendedores sin actividad y sin subsidio recibirán una ayuda de 427 euros
Alfonso Fernández Mañueco anuncia el plan de choque. EFE
Alfonso Fernández Mañueco anuncia el plan de choque. EFE

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, presentó ayer un nuevo plan de choque dotado con 220 millones de euros para amortiguar el impacto de la crisis generada por la extensión del Covid-19 y que incluyen beneficios para 50.000 autónomos y 68 millones para garantizar el empleo.

Estas acciones forman parte del acuerdo que rubricó «de forma virtual» con los agentes del Diálogo Social (UGT, CC OO y Cecale) con el objetivo de proteger a las empresas, a los trabajadores y asegurar los derechos sociales ante una pandemia que «pone en una situación límite a empresas, pymes, autónomos y trabajadores».

Darán entre 210 y 300 euros al mes por la pérdida de ingresos derivada del desempleo

«Lo que buscamos es amortiguar el impacto de la situación de alarma que vivimos por el coronavirus», detalló Fernández Mañueco, quien agradeció la «altura de miras» de los agentes del Diálogo Social que, junto con el trabajo de la Administración, «han hecho posible este acuerdo».

El presidente de la Junta señaló que se trata de un primer plan de choque, ya que «puede haber otros», y confía en que estas primeras medidas contribuyan a «minimizar» el impacto social y económico de esta crisis y faciliten la recuperación de la actividad cuando esta situación concluya.

Así, a través de estos 220 millones, la Administración autonómica prevé impulsar el mantenimiento del empleo, la protección de los trabajadores, garantizar las ayudas a autónomos, pymes y empresarios e incidir en la prevención de riesgos y la protección social a las familias vulnerables.

Hay una línea dirigida a las personas que vayan al paro y no tienen derecho a la prestación

En concreto, del montante total se destinarán 68 millones de euros a un «amplio conjunto de medidas» para incluir compensaciones económicas para los trabajadores, pymes y autónomos inmersos en Ertes, para agilizar la tramitación telemática de estos expedientes y para respaldar el incremento de plantillas en aquellas empresas que hayan visto aumentar su actividad por el Covid-19 con especial incidencia en la industria agroalimentaria, ya que «el abastecimiento es la principal prioridad».

A estas acciones se suman otras destinadas exclusivamente a autónomos por 34 millones y que beneficiarán a unas 50.000 personas de este colectivo. Entre ellas destaca la aplicación de una tarifa plana de 60 euros al mes para quienes se hayan visto afectados por el coronavirus y bonificaciones del 40 por ciento de la cuota de la Seguridad Social para quienes se reincorporen tras verse obligados a cerrar.

Asimismo, los autónomos que carezcan de prestación o subsidio tendrán una ayuda de 427 euros durante medio año y existirá la opción de contar con una ayuda de 5.000 euros para el inicio de nuevas actividades.

Medidas extraordinarias por la crisis del Covid-19«No es un último paquete, veremos la evolución de los acontecimientos», insistió Mañueco, quien recordó que los empresarios también podrán aplazar el pago de impuestos por 42 millones, se les garantiza una línea de financiación de 100 millones de euros para que tengan circulante y 20 millones en avales con ayudas de hasta 6.000 euros en función de las inversiones.

Además, comprometen otras medidas relacionadas con la prevención de riesgos laborales, algo «prioritario» en una situación como la actual, con el fin de que se cumplan protocolos de seguridad, de entrada y salida.

Asimismo, se establecen también hasta ocho millones en protección social con el fin de abordar asuntos como la protección de la salud de usuarios y trabajadores en residencias de mayores, dar respuesta a la dependencia, reforzar la teleasistencia y la atención domiciliaria, garantizar la alimentación infantil y las prestaciones esenciales dentro de la red de personas y familias vulnerables de la Comunidad. «La sociedad de Castilla y León estamos juntos, codo con codo, trabajando», animó.

La Junta moviliza 220 millones para evitar despidos y proteger al autónomo