martes 26/10/21

El jurado del premio ensalza el «heroico espíritu de sacrificio»

El jurado del Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2020, que ha distinguido con este galardón a los sanitarios españoles, ensalza el «heroico espíritu de sacrificio» de este colectivo compuesto por miles de personas que han asumido «graves riesgos y costes personales» con su trabajo para hacer frente a la pandemia de Covid-19. El galardón distingue a las miles de personas que, desde sus respectivas responsabilidades y tareas en centros sanitarios públicos y privados y en otros servicios, han estado en contacto directo con los pacientes afectados por el coronavirus, «conformando la primera línea en la lucha contra esta enfermedad».

«Con su heroico espíritu de sacrificio, y asumiendo graves riesgos y costes personales, incluso la pérdida de la propia vida, se han convertido ya en el símbolo de todas las personas, instituciones y empresas enfrentadas a esta pandemia», resalta el fallo del premio, que fue propuesto por Ginés Morata, Pedro Miguel Echenique Landiríbar y Sir Salvador Moncada, premios Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2007, 1998 y 1990, respectivamente.

Este colectivo, añade el acta, ha sido reconocido como tal «con constantes muestras de agradecimiento y solidaridad no sólo por el conjunto de la sociedad española, sino también en el ámbito internacional». En sus deliberaciones, el jurado resaltó la importancia de la proyección de esa ejemplaridad personal «hacia el futuro incierto que se avecina», la representación en el colectivo premiado de todas las personas y estamentos que en la sociedad están librando esta batalla y la voluntad de simbolizar en ellos el reconocimiento a quienes en los distintos países han venido teniendo un comportamiento ejemplar contra la pandemia.

El de la Concordia es el primero de los ochos premios dados a conocer este año, cuyos fallos se han visto retrasados por la crisis del Covid, que además obligó a que el jurado, formado por miembros del Patronato de la Fundación, se reúnan por primera vez en la historia de forma telemática.

Este galardón internacional recayó el pasado año en la ciudad polaca de Gdansk, convertida en símbolo de la resistencia contra el nazismo y de la lucha por la recuperación de las libertades en Europa.

El jurado del premio ensalza el «heroico espíritu de sacrificio»