miércoles. 07.12.2022
Guardia Civil

Pillada ebria al sufrir un accidente tras saltarse el confinamiento

La Guardia Civil denunció el pasado jueves por la noche a una mujer que se salió de la carretera en la LE-451
Control de la Guardia Civil
Imagen de un control de la Guardia Civil. GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil de Astorga se desplazó, a las 23.20 horas del jueves 28 de marzo, al kilómetro 1.100 de la LE-451 para atender una salida de la vía. En el lugar de los hechos se encontraron con que la única ocupante y conductora del vehículo sufría daños leves y presentaba  "claros síntomas" de estar bajo los efectos del alcohol.

Tras comprobar el positivo en la prueba de alcoholemia, los agentes procedieron a sancionarla por un delito contra la seguridad vial remitido al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Astorga. Acto seguido, la Guardia Civil no halló una causa justificada por la cual la mujer estuviera saltándose el confinamiento marcado por el Estado de Alarma, lo que acarreó a la conductora una segunda denuncia por incumplir las restricciones.

Dichas conductas al volante, recuerda la Benemérita, pueden conllevar sanciones de hasta 1.000€ y también pueden ser tramitadas por la vía penal, desde tres hasta seis meses de prisión, multas de seis a doce meses, trabajos sociales de entre uno y tres meses y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Pillada ebria al sufrir un accidente tras saltarse el confinamiento