lunes. 26.09.2022
marciano pérez

Chelo Fernández está convencida de que «Jesucristo consideraba a las mujeres igual que a los hombres» y en los albores del cristianismo «hubo presbíteras». La prohibición del sacerdocio femenino se remonta al siglo V, cuando el papa Gelasio dijo a los obispos del sur de Italia: «No quiero que haya ninguna mujer en el presbiterio. No corresponde a su sexo». Se cree que los ministerios presbiteriales femeninos se desarrollaron en esta zona de Italia por el contacto que existía entre ésta y las regiones griega y bizantina «en donde parece que las mujeres diáconas habían cobrado mayor importancia». Chelo Fernández confía en la iglesia: «Es sabia y ha rectificado muchísimas veces». Cree que también lo hará, aunque lleve su tiempo, con el sacerdocio femenino: «No solamente deben, es una parte de la que no se beneficia la iglesia». Recuerda que Jesús hablaba con las mujeres y las hubo entre sus discípulos. «Sería extraordinario que el papa Francisco lo promoviera».

«La iglesia rectificará y admitirá a la mujer en el sacerdocio»
Comentarios