miércoles 29.01.2020

León dedicará uno de cada cinco euros del presupuesto del 2013 a pagar deuda

El Ayuntamiento reserva sólo por intereses de los créditos de pago a proveedores 11,6 millones. La amortización de créditos subirá en el 2014 a 36 millones y en el 2015 y posteriores, a 46 millones.
León dedicará uno de cada cinco euros  del presupuesto del 2013 a pagar deuda

El primer presupuesto del ajuste duro del Ayuntamiento de León, presentado ayer por el equipo de gobierno para el 2013, sólo es un entremés. Una primera entrada para atajar la situación económica que hace que 28,5 de los 131,6 millones de euros de las cuentas tengan que dedicarse a pagar deuda: 11,6 millones sólo por intereses, 9 por amortización de créditos, 4 millones para la devolución del IBI y 4 millones más apuntados como superávit para enjugar la deuda comercial de ejercicios anteriores. Uno de cada cinco euros de gasto de las cuentas. Poco, si se tiene en cuenta que en el 2014 —cuando empezará la amortización de los 164,6 millones de euros pagados a proveedores a través del ICO— la cantidad subirá a 35,5 millones y que en el 2015 y los siete ejercicios posteriores habrá que reservar cerca de 46 millones. Una reserva que, si se tiene en cuenta que el capítulo de personal se come 55,2 millones, el margen de maniobra, si se mantienen los ingresos actuales, se quedará entonces en poco más de 30 millones de euros para el resto de gastos: basuras, transportes, luz, mantenimiento de infraestructuras y edificios...

El atajo de ese gasto ya se apunta en uno de los grandes contratos. La basura y limpieza viaria, que en el 2011 se liquidó con un coste de 19,3 millones y por el que Urbaser quiere cobrar en este año 21,5 millones por actualizaciones de IPC e IVA, contará con 12,5 millones, «bien sea con un nuevo contrato de concesión o por la municipalización del servicio», como apuntó el concejal de Hacienda, Agustín Rajoy. Una rebaja de 6,8 millones a la que se suma una bajada de 2 millones que tendrá que conseguirse en el contrato de transportes, que en la actualidad genera un déficit de 6 millones de euros anuales, así como las ya conseguidas de las externalizaciones de obras, que permite ahorrar 3,8 millones, y jardines, donde se ahorrarán 682.000 euros.

Gastos que permiten que se mantenga «un importante esfuerzo por las políticas sociales, que reciben casi 17 millones de euros», concedió el edil del PP, quien insistió en que al margen de lo incluido en el ICO quedan fuera otros «casi 40 millones de euros de deuda comercial», que «se pagarán a lo largo de los próximos 10 años» y que en este 2012 se corresponden con «los 3,8 millones de euros de superávit presupuestados».

Criterios con los que, como quiso resumir Rajoy, el presupuesto «ayuda a pagar deuda, pagando, lo que permite que el Ayuntamiento sea viable y los proveedores y empresas sirvan». Líneas que «coinciden con lo marcado en el plan de ajuste y el plan de saneamiento», recordó el concejal de Hacienda, quien apuntó que «son reales porque suponen una buena estimación de cómo van a ir los ingresos el próximo año, no como se hacía antes».

León dedicará uno de cada cinco euros del presupuesto del 2013 a pagar deuda