martes 02.06.2020
Icamcyl lidera la propuesta de proyecto europeo para relanzar el modelo industrial y económico tras la pandemia

León se postula para rediseñar el modelo industrial europeo tras el Covid-19

Santiago Cuesta. RAMIRO
Santiago Cuesta. RAMIRO

El Centro Internacional de Materiales Avanzados y Materias Primas de Castilla y León (Icamcyl), ha lanzado una plataforma tecnológica europea de soluciones que tendrá uno de sus tres centros pilotos en León y que, según ha indicado este viernes en nota de prensa, servirá para relanzar la industria.

El director general de la Fundación Icamcyl y del Clúster de Minería Sostenible y Servicios Asociados de la Península Ibérica (ISMC), Santiago Cuesta, lidera una alianza internacional que ha presentado a la convocatoria más prestigiosa de clusters industriales una iniciativa para ayudar a preservar la actividad de las pymes con motivo de la situación generada por el Covid-19 y que rediseñará plantas, espacios de trabajo y medidas de seguridad.

En ella participarán tres empresas de desarrollo tecnológico y ocho clusters de España, Portugal, Austria, Grecia, Serbia e Italia, que representan a más de 2.000 pymes y 30.000 trabajadores, con una facturación de 4.000 millones de euros.

"Reiniciar la actividad económica de forma segura será uno de los retos para combatir la crisis no sólo a corto plazo, sino pensando en el futuro", ha argumentado.

En este sentido, ha apostado por el rediseño de las cadenas de producción y la implementaciónde avances tecnológicos y sistemas de automatización que "aseguren la producción y blinden nuestro sistema industrial frente a nuevas epidemias o catástrofes".

Recuerda que la producción sostenible de materias primas, la nueva minería del siglo XXI, es una de las cadenas de valor y producción declaradas como esenciales, donde los trabajadores a diario están sometidos a entornos complejos para su salud que requieren de innovación y de nuevas metodologías que aseguren la salud de los trabajadores.

Además, insiste en que mantener la actividad de extracción de materias primas es esencial, ya que constituyen el primer escalón de todas las cadenas de valor de manufactura.

"Son el origen de todos los productos con los que construimos los ladrillos de nuestro sistema de consumo y bienestar. Pero no sólo eso, también son necesarias para la tecnología que asegura nuestro futuro retos como la pelea contra el cambio climático o la movilidad sostenible, entre otros", ha asegurado Cuesta.

Y, además, según ha destacado, "los bienes de consumo, la manufactura de componentes, los productos transformados y el metal van a ser un objetivo primordial".

En este contexto, según destaca su director general. la Fundación Icamcyl "ha trabajado sin descanso las últimas semanas para coordinar una iniciativa privada industrial europea, que aglutina ideas de tecnólogos expertos para proponer una transformación a través de los clusters industriales europeos como vehículo".

La idea del proyecto ideado por Cuesta se basa en "conseguir poner en modo cooperativo los conocimientos actuales en seguridad laboral y ocupacional, epidemiología, tecnologías de protección, automatización, robótica, diseño de producción, biofísica, modelización y diseño computacional, sensorización, tecnología de fluidos y modelización de partículas, entre otros".

Todo orientado a rediseñar y acondicionar cada sector, cada espacio de trabajo y cada problema industrial, llegando a un completo blindaje de las cadenas de valor y a un arranque rápido y seguro de la actividad industrial.

El proyecto -que reservará un presupuesto de 3,5 millones de euros destinados a financiar proyectos de innovación en pymes- se sincronizará con otras actividades europeas en las que participa Icamcyl como el proyecto Interreg Smarty para implantar la industria 4.0 a través de distintos sectores industriales en las principales regiones europeas.

También los distintos partners de modernización industrial, como la EU S3P sobre industria minera, servicios asociados y cadenas de valor globales para la minería sostenible del siglo XXI o la Plataforma de materiales avanzados para baterías.

"Queremos que todo el conocimiento generado en el proyecto, desde las primeras fases de propuesta hasta su ejecución, queden disponibles como ejemplos para cualquier industria que quiera incorporarlas, haciendo así mas seguro su entorno y operación", ha concluido Cuesta. 

León se postula para rediseñar el modelo industrial europeo tras el Covid-19