lunes 16/5/22
AIRE PARA LAS ARCAS MUNICIPALES | RECUENTO DE FACTURAS

León y San Andrés suman el 88% de los 217 millones de deuda a proveedores

Los ayuntamientos leoneses ultiman las facturas para presentar en Hacienda, cuyo plazo concluye hoy.

León y San Andrés del Rabanedo acaparan más de 88% de los 217 millones de euros de deuda que los principales ayuntamientos de la provincia mantienen con sus proeedores, y que ahora podrán pagar gracias a un plan especial del Ministerio de Hacienda cuyo plazo para presentación de documentación concluye hoy.

Tras la capital y San Andrés, figuran, ya a mucha distancia, Cacabelos, con 4,76 millones, Ponferrada (4,7), Villaquilambre (4,4) y Villablino, con 4 millones en números rojos.

En el caso de León, fuentes municipales insistieron ayer en que no cerrarán la cifra definitiva hasta esta mañana, ya que ayer por la tarde proseguían los contactos con algunos proveedores. La deuda, como máximo, ascenderá a 150 millones de euros. Se da la circunstancia de que en esas deudas no pueden figurar los contratos de actuaciones musicales y sí de instalaciones propias de las fiestas, como pequeños bares. De ahí, que aún se mantuvieran las dudas sobre los criterios del Ministerio de Hacienda.

En el caso de San Andrés del Rabanedo, aunque se pidan 50, desde el equipo de gobierno se teme que no se le concedan más de 35 millones de euros en base a los tributos que puede recaudar y otros conceptos financieros, por lo que tendrá que buscar vías alternativas para poder pagar a todos los acreedores.

En la lista leonesa figuran ya, a mucha más distancia, La Bañeza, con 2,7 millones. Otros casos destacados son Sahagún y Cistierna, con 1.250.000 y 1.200.000 euros respectivamente. Astorga, otro de los grandes municipios, figura con 828.000 euros.

Otro de los ayuntamientos moroso es Pola de Gordón, con 290.000 euros en números rojos. En cambio, la Diputación no tiene ninguna deuda, ni tampoco los ayuntamientos de Santa María del Páramo, Villamanín o Valencia de Don Juan.

Los apuros han sido muchos en los últimos días para poder llegar a tiempo a la fecha límite. De hecho, la noche pasada se habrá hecho larga en varios ayuntamientos como La Bañeza, La Robla -que no dio datos-, Matallana de Torío o Villablino, que ayer por la tarde aún seguían trabajando en la recopilación y certificación de facturas para librarse de la mayor cantidad de deuda posible.

Caso aparte es el de Valderas, un municipio de 2.000 habitantes al que la gestión del popular Eloy Rubio en las dos últimas legislaturas ha dejado al borde mismo de la quiebra. Anoche aún seguían intentado recopilar documentos fiables de las deudas a los proveedores, en un signo más del caos municipal que ha heredado la socialista Cristina López. Prueba de ello es que de los cuatro millones de deuda estimada por el actual equipo de gobierno, tan sólo 300.000 euros han podido ser certificados para ser enviados hoy a Hacienda. Desde el anuncio de la medida, han sido innumerables las personas que se han presentado en las instalaciones municipales para reclamar el pago de sus compromisos, muchos de ellos desconocidos para el actual equipo de gobierno y otros con facturas sin asentar en la contabilidad.

Los ayuntamientos tienen de plazo hasta hoy para remitir al Ministerio de Hacienda la relación de la deuda que tienen pendiente con los proveedores, paso previo para poder acceder al plan de ayudas ICO del Gobierno que les permitirá hacer frente a las facturas pendientes.

Aún no se conoce el montante total que los municipios declararán a Hacienda como deuda con los proveedores, aunque el Gobierno pondrá a su disposición unos 18.000 millones de los 35.000 que prevé el plan para acabar con la morosidad de ayuntamientos y comunidades autónomas.

Según las condiciones que se han acordado, las administraciones locales y autonómicas podrán acceder a créditos a diez años, con dos de carencia, y a un tipo de interés accesible, según explicó Hacienda.

León y San Andrés suman el 88% de los 217 millones de deuda a proveedores
Comentarios