lunes. 26.09.2022
Españoles expatriados por el virus

Los leoneses atrapados en India piden ‘puente aéreo’

Los españoles que aún quedan en el país asiático exigen al Gobierno que les ayude a regresar a España y advierten de que el traslado a Nueva Delhi para coger un avión es inviable por los más de 2.000 kilómetros que les separan de la capital
Auroville es una comunidad consciente auspiciada por la Unesco. DL

«Pedimos al gobierno que nos facilite un vuelo de repatriación a un precio asequible como han hecho otros países europeos. Gobiernos de todo el mundo han sacado ya a sus compatriotas, facilitando a sus ciudadanos la vuelta a casa, sin ser cuestionados y tratados como ciudadanos de segunda categoría». La que habla es Nieves Álvarez, una leonesa que permanece en Goa (en el sur de la India) desde el comienzo del estado de alarma en España. Con sus hijos, de 19 y 13 años, forma parte de ‘Atrapados en la India’, una plataforma de españoles que reivindica a la embajada ayuda para regresar a España. Nieves destaca que, si bien es cierto que tuvieron la oportunidad de hacerlo en un vuelo que Exteriores fletó el 4 de abril no lo es menos que los miles de kilómetros que les separa de Delhi hizo imposible llegar: «Nos pareció una locura volver y arriesgar nuestra salud y la de mis hijos, ya que ese vuelo fue anunciado con tan sólo cuatro días de antelación». Añade, además, que sus hijos estaban con los exámenes finales y explica que en ese momento las organizaciones mundiales recomendaban no viajar. «Nos pareció inapropiado realizar el viaje en aquel momento», subraya. Natural de Valdevimbre, asegura que la posibilidad que brindó el Gobierno se produjo en los momentos más peligrosos y con los picos más altos de contagios. Asimismo, enfatiza que a algunos españoles les negaron la vuelta y prefirieron que quedaran sitios libres.

Postura de Exteriores

La Oficina de Información Diplomática ha asegurado a Diario de León que la Embajada fletó el pasado cuatro de abril un vuelo que partió de Nueva Delhi e hizo escala en Goa para recoger a los españoles que se encontraban en el sur. "Facilitamos entonces el retorno de 234 pasajeros entre los que se encontraban 191 españoles, otros ciudadanos europeos y extranjeros residentes en nuestro país", aseguran en la OID al tiempo que explican que el avión fue fletado bajo el Mecanismo Europeo de Protección Civil por no existir otra alternativa posible para salida de los viajeros del país. "Hicimos un esfuerzo colosal para recabar los permisos con el gobierno indio", subrayan

2.200 kilómetros

«Tenemos una persona muy delicada del corazón y mayores que no pueden viajar hasta Delhi»

Nieves explica ella y su familia dependen en estos momentos de una extensión de su visado para poder alargar la estancia en Goa y muestra su miedo a regresar a España: «El pánico también es volver a un país en ruina y sin ayudas económicas para aquellos que somos autónomos temporales y sólo trabajamos en verano», destaca. Además, subraya que el dinero se le acaba y que desconoce durante cuánto tiempo podrá vivir con su familia en esta situación.

En Auroville

Por su parte, la presidenta de la plataforma, Elsa Mercadé, revela que la semana pasada enviaron una carta firmada a la embajada para reclamar sus derechos, así como el flete de un vuelo que hiciera posible la vuelta. Revela que por el momento no hay ningún tipo de transporte garantizado por la embajada para desplazamientos que implican como mínimo 20 horas de viaje, sin ningún tipo de seguridad y con niños. «Ni siquiera nos garantizaron tener billete al llegar. De hecho, el mismo consulado nos advirtió que era un riesgo lanzarse a tantas horas por carretera sin tener la garantía de poder volar. Disfrazaron vuelo comercial que se tenía que pagar por uno de repatriación», denuncia.

Imagen de una estación de autobús en Bangalor. JAGADEESH NV

Elsa Mercadé vive con sus hijos en Auroville, una ciudad al sur del país que es la sede de una comunidad internacional consciente auspiciada por la Unesco en la que trabajan en beneficio de los demás personas de todo el mundo.

Elsa destaca que podrían trasladarse hasta la ciudad vecina de Chinai, a una distancia de tres horas desde la localidad de Aurovill en la que se encuentran. «Sabemos que hay vuelos frecuentes a Europa desde esta ciudad», relata y añade que entre el grupo de españoles que aún no han podido salir del sur de la India hay niños y ancianos, con lo que un viaje de dos días hasta Delhi no es la solución. «Nos dijeron que intentarían meternos en el vuelo que sale el siete de mayo con destino a París», revela. Sin embargo, este viaje no está organizado por España sino por el consulado de Francia. «Mi consulado, hasta ayer, no había hecho nada y, sin embargo, el de Francia, me puso en una lista para viajar el mismo día que se lo pedí», denuncia.

Asegura que lo que les está pasando es «una vergüenza» y deja claro que todos los españoles que están en Goa han sido abandonados por el Ministerio de Exteriores. «Tenemos una persona muy delicado del corazón y gente mayor. Es muy triste que nos exijan viajar durante dos días para poder salir del país», lamenta.

Y es que India está cosida de controles de seguridad que, presentes en todo el país, impiden la libre circulación para evitar la propagación del virus, por lo que cualquiera que se interne pa cruzarlo necesitará un pase especial del ministerio del Interior proporcionado por la embajada de España.

India y sus 1.300 millones de habitantes se encuentran en confinamiento desde el pasado 25 de marzo y, aunque éste debía haber concluido ayer, el viernes el Gobierno lo amplió por dos semanas más, relajando algunas restricciones en las zonas sin contagios, en un país con más de 42.500 infecciones por Covid-19 y 1.389 muertes.

Desde la OID

«Facilitamos en abril el retorno de 234 pasajeros entre los que se encontraban 191 españoles, otros ciudadanos europeos y extranjeros residentes en nuestro país", aseguran en la OID al tiempo que explican que el avión fue fletado bajo el Mecanismo Europeo de Protección Civil por no existir otra alternativa posible para salida de los viajeros del país.»

En marzo las autoridades indias habían impuesto también el cierre de fronteras y la cancelación de vuelos, permitiendo desde entonces la salida a cuentagotas de aviones de repatriación para los turistas varados en la India.

1.500 kilómetros

Más suerte han tenido los 15 españoles que, después de recorrer 1.500 kilómetros en autobús para atravesar el norte de la India por las numerosas restricciones por el coronavirus, tomaron un vuelo en la madrugada de ayer que, tras una escala en Amsterdam, los llevará a España. «El viaje ha sido mejor de lo que esperábamos, porque cuando te dicen 30 horas en un autobús en la India te preocupas un poco», reconoció a Efe el entrenador español del East Bengal, Mario Rivera.

El autobús con 15 españoles y otros siete ciudadanos europeos, entre ellos un niño todo energía a pesar de la larga travesía, salió el domingo por la mañana de la ciudad oriental india de Calcuta y a primera hora de la tarde del lunes llegaron a un complejo hotelero situado muy cerca del aeropuerto internacional de Nueva Delhi.

Allí tomarán un vuelo holandés de repatriación con destino a Amsterdam, y accesible a otros ciudadanos europeos, y después, previsiblemente, deberán esperar otras 24 horas para tomar un nuevo avión que, ya sí, les llevará a España. «Ahora lo vemos muy fácil, es como si ya estuviéramos ahí. Vamos a descansar un rato en el hotel y luego (...) salimos para el aeropuerto», explicó este entrenador que pone fin a una corta experiencia desde febrero en Calcuta, meca del fútbol en un país donde el principal deporte es el críquet.

Los leoneses atrapados en India piden ‘puente aéreo’
Comentarios